Escapadas a la nieve: 5 destinos para un fin de semana blanco

  • Inicio
  • Viajes
  • Escapadas a la nieve: 5 destinos para un fin de semana blanco
Búsqueda

Apenas ver los primeros copos de nieve enharinando el paisaje, los amantes de los deportes de invierno ya se frotan las manos pensando en escaparse a la montaña para calzarse los esquís o la tabla de snow. La sensación única de deslizarse sobre la nieve polvo recién pisada, disfrutar de las magníficas vistas en un entorno privilegiado y sentir la adrenalina a flor de piel bajando por vertiginosas pistas es algo con lo que todos los esquiadores sueñan cada invierno, ya sea en estaciones nacionales o en el extranjero. En este artículo de Wikidriver te sugeriremos los cinco mejores destinos para hacer una escapada a la nieve un fin de semana y estrenar la temporada, así que ve encerando la tabla o los esquís ¡porque empezamos!

Exceptuando la Meseta Central, la orografía de la Península Ibérica se distingue por decenas de extensas cordilleras, macizos y sierras idóneos para la práctica de deportes de montaña, como la escalada, el senderismo, el ciclismo o, en invierno, el esquí y el snowboard. Si nos centramos en estos dos últimos concretamente, en España encontraremos más de treinta complejos donde disfrutar de varias modalidades de esquí, además de fantásticas propuestas lúdicas que complementan la actividad deportiva. Seguidamente, hemos hecho una selección de las mejores estaciones de España (tanto de esquí alpino, como nórdico); repasémoslas:

– Baqueira Beret (Catalunya): inaugura el listado el buque insignia de las estaciones de esquí, el complejo escogido por la Casa Real y otras distinguidas personalidades para disfrutar de la nieve en un entorno sin parangón. Situada en plena Val d’Aran, en la parte oriental del Pirineo Catalán, destaca por sus más de 160 kilómetros de pistas esquiables y unas instalaciones de primer nivel. La estación ofrece múltiples opciones tanto a aficionados del esquí alpino y de fondo como del snowboard, con un gran número de pistas convencionales, circuitos de eslalon, esquí cronos, snowparks, boardercross y fun parks. Además de poder practicar deportes de nieve, en la Val d’Aran también se puede degustar una excelente gastronomía y disfrutar de un rico patrimonio arquitectónico y cultural, de modo que es un destino ideal para pasar un excepcional fin de semana en la nieve en Cataluña. También recomendamos complementar la práctica deportiva descubriendo las mejores rutas por los Pirineos en coche, visitando lugares tan hermosos como el Parque Nacional d’Aigüestortes i l’Estany de Sant Maurici

– Grandvalira (Andorra): para muchos catalogada como la mejor estación de Andorra, es la más grande del Pirineo (cuenta con aproximadamente 210 kilómetros de pistas) y cada año recibe miles de esquiadores locales y extranjeros. La conforman siete sectores muy bien conectados (Encamp, Canillo, El Tarter, Soldeu, Peretol, Grau Roig y Pas de la Casa) con una amplia oferta de pistas para todas las edades, niveles y tipologías de esquiadores (aficionados al snowboard, al freestyle o al esquí alpino). Además del extenso dominio esquiable que ofrece, Grandvalira también destaca por sus propuestas de ocio en plena estación, ya sea para hacer una pequeña parada y deleitarnos con el paisaje nevado en el Iglú bar o el Vodka Bar (este último, ubicado a 2.150 metros de altura) o bien para disfrutar del ambiente après-ski con buena música, gastronomía y un entorno privilegiado en el sofisticado y ecléctico restaurante L’Abarset. Otra opción para relajarnos tras una intensa jornada de esquí es sumergirnos en las aguas de Caldea (el magnífico centro termal situado en medio de la ciudad), degustar la cocina de alta montaña o ir de compras por el centro. En este último caso, lo mejor para aparcar el coche será dejarlo en un cómodo parking público, como los que Saba tiene en pleno corazón andorrano

ART 1 Imagen interior 1024x683 - Escapadas a la nieve: 5 destinos para un fin de semana blanco
Imagen:  Imagen extraída de la página web de Astún-Candanchú

– Astún-Candanchú (Aragón): en el valle de Aragón encontramos estas dos estaciones de esquí, muy famosas en la región y en toda España, ya que Candanchú es la más antigua del país desde que se inauguró en 1928. Rodeada de altas cumbres y paisajes rocosos, la estación cuenta con cuatro áreas para esquiar (Pista Grande, Tobazo, Tuca Blanca y Rinconada) y practicar el snowboard con pistas para todos los niveles. La Pista Grande es el lugar ideal para iniciarse en este deporte, mientras que la Tuca Blanca está reservada a esquiadores experimentados que quieran poner a prueba su dominio técnico en pendientes con mayor desnivel. La Tuca Blanca se encuentra a los pies del pico Aspe (la montaña más emblemática de la zona situada a 2.400 metros de altitud) y es el mejor mirador de Candanchú, con una panorámica de postal sobre el conjunto. Un autobús conecta esta estación con la vecina Astún, ubicada tan solo a solo 3 km. Aquí tanto esquiadores como aficionados al snowboard también disfrutarán de la nieve gracias a una amplia oferta de pistas y los más pequeños se entretendrán en el jardín de nieve y la zona de trineos, resultando un destino perfecto para las familias. Para completar el día y disfrutar de una excelente experiencia de après-ski, recomendamos ir al Baramban de Candanchú, un lugar al aire libre donde bailar al ritmo de buena música, vibrar con los conciertos en directo y las fiestas tematizadas, y observar cómo trabajan las máquinas pisapistas para preparar la nieve

– Sierra Nevada (Granada): considerada la mejor estación del sur de España y uno de los complejos más amplios y atractivos de la Europa meridional, Sierra Nevada es una delicia para los amantes del esquí alpino, nórdico y del snowboard. Con 110,4 kilómetros repartidos entre 131 pistas, la estación destaca por tener el mayor desnivel esquiable de España (1.200 metros), así como por la amplitud de sus pistas y sus instalaciones de vanguardia. Además de las clásicas pistas de dificultad variable, Sierra Nevada cuenta con un snowpark, circuitos cronometrados, pistas de ski cross para los más competitivos y el Movistar Bag Jump, un lugar donde los amantes de las emociones fuertes pueden hacer saltos espectaculares y grabarlos para visualizarlos después. A pesar de que el mayor atractivo de Sierra Nevada es la práctica del esquí en cualquiera de sus modalidades, el complejo también destaca por su amplia oferta lúdica, que incluye excursiones en máquinas pisapistas y esquí nocturno, y un gran número de actividades y servicios para los más pequeños, como el parque de atracciones Mirlo Blanco, descensos en trineo ruso, jardines alpinos y guarderías

– Abodi-Irati (Navarra): para concluir nuestra selección, un interesante destino para los aficionados al esquí nórdico. Ubicada en la antigua aduana de Pikatua, en el precioso valle de Salazar y muy cerca de la selva de Irati, la estación de Abodi-Irati ofrece distintos circuitos donde practicar tanto el esquí de fondo y de travesía como raquetas. Concretamente, Abodi-Irati dispone de más de 25 kilómetros de pistas esquiables repartidos en varios circuitos: Zamukadoia (5,5 km), Cruz de Osaba (8 km), Cerrillar (5 km) y Camino de Koista (3,5 km), muchos de los cuales transcurren entre deliciosos bosques teñidos de blanco. Además de los itinerarios señalizados, cuando hay buena nieve también se puede disfrutar del esquí nórdico siguiendo los caminos de la cordillera de Abodi o bajando por el camino de Koixta, hasta la ermita de la Virgen de las Nieves. También los apasionados del esquí de montaña o de travesía pueden practicar este deporte, ya que aquí empieza la alta ruta Atlántico-Mediterráneo. En ella se pueden hacer dos travesías de 28 y 48 km respectivamente, de Mendibe/Burdinkurutxeta a Casas de Irati (7/8 horas) y de Casas de Irati al refugio de Belagua (14/16 horas). Además de la práctica de estos deportes invernales, la observación de fauna salvaje y la degustación de la gastronomía local son dos atractivos más de esta bonita región del Pirineo navarro.

Para terminar, unos consejos básicos antes de hacer una escapada de esquí: recuerda que antes de cualquier viaje a la nieve es muy importante revisar el estado de tu coche, consultar la previsión meteorológica, asegurarte de que vas bien equipado (con cadenas alquiladas o compradas), y saber cómo conducir sobre nieve o hielo, entre otros. Repasadas estas cuestiones, ahora ya lo tienes todo: solo te falta escoger un destino y prepararte para pasarlo en grande; ¿con cuál te quedas?