• Inicio
  • Viajes
  • Los 4 destinos europeos más baratos para viajar en 2022
Búsqueda
destinos europeos baratos

Los 4 destinos europeos más baratos para viajar en 2022

Tras dos años de pandemia sin prácticamente poder viajar, las ganas de ver mundo son irrefrenables. Practicar el turismo local y hacer rutas por España es una excelente alternativa, pero conocer otras culturas, lenguas y países es tan atractivo y enriquecedor que no tiene parangón. Por ello, si a ti también te apasiona subir a un avión y descubrir nuevos lugares pero no quieres gastarte demasiado este verano, en este artículo de Wikidriver te sugeriremos algunos de los mejores destinos europeos baratos para que escojas el que más te inspire. ¿Nos acompañas?  

Para los ciudadanos europeos, viajar por Europa tiene una serie de ventajas muy interesantes: podemos encontrar destinos económicos, viajar sin solicitar ningún visado gracias al espacio Schengen (a diferencia de si queremos volar a países fuera del continente) y no tenemos jet lag al tratarse de vuelos cortos. Sin embargo, para encontrar viajes europeos baratos hay que tener en cuenta que el país al cual viajamos no tenga un nivel de vida muy alto ya que, de lo contrario, encarecerá mucho la estancia a pesar de que hayamos encontrado un vuelo barato. A continuación, sigue una propuesta de cuatro países europeos donde viajar con interesantísimas propuestas arquitectónicas, culturales y gastronómicas: Turquía, Rumanía, Letonia e Italia. Repasémoslos: 

Turquía  

Puerta de entrada al continente asiático, Turquía es un destino magnífico si nos apasionan la arquitectura árabe, los escenarios naturales de ensueño y las tradiciones culturales, donde la gastronomía y las danzas (con los conocidos derviches que giran hipnóticamente al son de la música) tienen un lugar destacado. Repleta de mezquitas y minaretes por doquier, Estambul regala al viajero maravillas como las célebres Santa Sofía, la Mezquita Azul o la mezquita de Solimán el Magnífico, símbolo otomano por excelencia, además de deliciosos paseos en barco por las aguas del estrecho del Bósforo, canal natural que divide la ciudad entre Europa y Asia. Igualmente merecen una visita el Palacio Topkapi, la Cisterna Yerebatan (también conocida como el Palacio Sumergido) y la Torre Gálata, que nos deleitará con una panorámica espléndida tras haber subido sus 140 escalones.  

A pesar de ser espacios muy concurridos, el bazar de las Especias y la calle Istiklaal, en el popular barrio de Taksim, son otros puntos de interés de Estambul, junto con el hipódromo romano, el Museo Arqueológico y el del Antiguo Oriente. Si se quiere combinar el turismo urbano con el natural, pueden hacerse excursiones fuera de Estambul, como a las icónicas cuevas de la Capadocia, los espectaculares «castillos de algodón» de Pamukkale (una gran formación geológica con grandes terrazas calizas y de travertino cubiertas de agua) y las ruinas romanas de Hierápolis.  

Letonia  

Otra de las ciudades europeas baratas que vale la pena visitar es Riga, capital de Letonia. A pesar de que los países bálticos no suelen ser el principal destino de los turistas del sur de Europa, ofrecen interesantísimas propuestas al viajero y a precios económicos. Como sus vecinas Lituania y Estonia, Letonia cuenta con una fascinante historia marcada por las guerras y la ocupación soviética, si bien en 1991 se independizó estableciéndose como país soberano. Como muestra de este turbulento pasado, Riga cuenta con numerosos vestigios bélicos y un interesante Museo de la Guerra que bien merece una visita. Pero si por algo destaca la capital de este país es por su casco histórico de cuento, declarado Patrimonio de la Humanidad en 1997, y por ser la ciudad europea con mayor número de edificios modernistas del mundo.  

Paseando por Riga observaremos un delicioso crisol de estilos arquitectónicos, con coloridas fachadas y callejuelas empedradas, varias iglesias y catedrales (como la Iglesia de San Pedro y la Catedral de Riga), preciosas plazas (destacan la del ayuntamiento –Rātslaukums–  y la de Līvu) y parques como el Parque de la Victoria (Uzvaras Parks), y monumentos y edificios singulares (Monumento a la Libertad, edificios Tres Hermanos o Mercado Central). Otra forma de recorrer esta bella ciudad es a través de sus múltiples canales en un paseo en barca, que nos permitirán admirar edificios como la Ópera o la Universidad desde el agua. 

destinos europeos baratos 1 1024x582 - Los 4 destinos europeos más baratos para viajar en 2022

Rumanía 

Uno de los destinos más atractivos de Europa del Este de Europa lo encontramos en Rumanía, famosa en el mundo por su despiadado vampiro Drácula, según cuenta la leyenda. Pero Rumanía es mucho más que mito y fábula y merece la pena descubrirla dada la riqueza cultural que atesora. Sin duda, una de las regiones más singulares del país es Transilvania, corazón y cuna del pueblo rumano. Rodeada por los imponentes montes Cárpatos, en ella encontramos ciudadelas dacias (antiguos habitantes de Rumanía), aldeas tradicionales y medievales, iglesias fortificadas y misteriosos castillos. Una de las principales ciudades de Transilvania es Sibiu, importante centro económico y cultural donde destacan el Museo Brukenthal y las iglesias de la Anunciación y de las ursulinas, además de una interesante arquitectura urbana con grandes plazas y puentes floreados, así como murallas, torres y bastiones.  

Brașov es también otro de los destinos turísticos del país, dada su gran cantidad de lugares de interés histórico y los numerosos monumentos que alberga, que van de la arquitectura gótica a la barroca y renacentista. La iglesia Negra o la de San Bartolomé, del siglo XIII, son de visita obligada, así como Strada Lungă, los restos de las murallas que protegían la ciudad, el Gran Bastión o la Puerta de Santa Catalina. El castillo de Bran, muy cerca de Brașov, cada año es también lugar de peregrinaje de los visitantes seducidos por la figura del conde Drácula, ya que el sanguinario vampiro podría haber vivido en él. Otras poblaciones destacadas de Transilvania son Mediaș, que aún conserva su antigua muralla y la catedral medieval, y Sighișoara, con la iglesia del Espíritu Santo y la Torre del Reloj como lugares remarcables. Si nos apetece visitar Bucarest, deberemos desplazarnos hasta la región de Valaquia, al sur del país. 

Sicilia  

Entre las infinitas rutas por Italia que podríamos recomendaros, destaca la del suroeste de Sicilia, ideal para disfrutar de aguas cristalinas, ruinas greco-romanas, arte Barroco en todo su esplendor y una deliciosa gastronomía local que se suma a la ya de por si excelente cocina italiana. ¿Se puede pedir más? Pues sí, y es que la isla italiana es uno de los lugares europeos baratos para viajar, dado que el coste de la vida es bastante económico y su fast food permite comer especialidades locales a buen precio, con tapas como la aranciata, el pane ca meusa y el pane cunzatu.  

Conocida como «la ciudad del volcán, Catania yace a los pies del Etna como Nápoles lo hace a los del Vesubio. En esta ciudad los antiguos romanos construyeron su teatro y, siglos más tarde, se alzaron castillos como el de Ursino y conventos como el de San Nicola l’Arena, el segundo más grande de Europa. Además de admirar numerosas iglesias y catedrales, no podemos olvidarnos de la señorial plaza del Duomo y su característico elefante negro, dos símbolos de esta población. Más al sur de Catania, bordeando la costa, encontramos Siracusa, una de las ciudades sicilianas más antiguas e importantes a nivel histórico. En la península de Ortigia, hoy en día magnífico casco antiguo de la ciudad, hay una extraordinaria área arqueológica que conserva restos de templos greco-romanos y el impresionante templo de Neápolis. Si seguimos hacia el suroeste nos toparemos con Ragusa, otra de las maravillas de Sicilia, repleta de solemnes palacios barrocos levantados sobre el antiguo núcleo medieval. Cerca de Ragusa se encuentra Noto, donde destacan varias iglesias, y la villa de Modica, máximo exponente del barroco siciliano con incontables iglesias, palacios, catedrales y monasterios.  

Y es evidente que una isla flanqueada por cuatro mares nos regalará magníficas playas de arena blanca y aguas turquesas donde bañarnos y relajarnos; destacamos Calamosche y San Lorenzo (cerca de Noto), Porto Palo (en Catania) y Sampieri (en Ragusa). La gastronomía siciliana es otra de las delicias de la isla, con platos como la pasta alla norma, alla trapanesa o al pesto di pistacchio, cuscús de pescado, caponata o su deliciosa repostería donde destacan los cannoli y la cassata

En resumen, con este artículo esperamos haberte ayudado a planear tus vacaciones  veraniegas sugiriéndote ciudades europeas baratas y bonitas que te permitirán descubrir lugares increíbles y conocer un poco más de mundo. ¿Ya sabes cuál prefieres?