Búsqueda
ruta 66 españa 1180x671 - La ruta 66 en España

La ruta 66 en España

Sin duda, uno de los destinos más atractivos y populares en Estados Unidos es la Ruta 66, una de las carreteras federales originales que recorre el país de punta a punta y que maravilla a medio mundo. Sin embargo, no hace falta ir hasta el continente americano para recorrer esta ruta, ya que en nuestro país también existe la llamada Ruta 66 española: a lo largo de 1.248 kilómetros, la N-340 bordea la costa mediterránea uniendo Cádiz con Barcelona y es ideal para descubrir el país al volante, viajes en moto o en coche. ¿Te apetece descubrir más sobre la ruta 66 de España? ¡Pues sigue leyendo porque en este artículo de Wikidriver te daremos todos los detalles! 

Cuatro comunidades autónomas, diez provincias y cerca de 150 pueblos… si bien dista mucho de las cifras de la archiconocida The mother road estadounidense (con casi 4.000 kilómetros de recorrido que atraviesan ocho Estados), la ruta 66 española se distingue por discurrir sobre la mismísima Vía Augusta romana, infraestructura que permitió al Imperio Romano expandirse por la Península y ampliar su hegemonía en la época clásica. Concretamente, la N-340 parte de Puerto Real, en Cádiz, sigue por diversas provincias andaluzas, hasta llegar a Murcia, donde sube bordeando la costa mediterránea hasta la Comunidad Valenciana para, posteriormente, continuar en sentido ascendente y terminar en Cataluña. Es obvio que, a lo largo de este recorrido, la ruta 66 ofrece muchos lugares de interés, paisajes increíbles, monumentos culturales, sitios pintorescos y buena gastronomía que vale la pena descubrir. Por ello, a continuación, te resumiremos qué no te puedes perder si pronto harás la ruta 66 española en moto o en coche: 

Andalucía  

El kilómetro 0 de la N-340 está en Cádiz, concretamente, en un punto conocido como Tres Caminos, actual intersección de las autovías A-4 y A-48 (antigua N-340). Además de admirar los innumerables atractivos arquitectónicos, culturales y gastronómicos de Cádiz, Málaga, Granada y Almería, cuando atravesemos esta región recomendamos ir a los siguientes lugares: 

– auténtico kilómetro 0 de la N-340: para ver in situ dónde empieza esta histórica carretera, desde San Fernando en dirección al río Zurraque deberemos tomar la A-4 hasta llegar a un camino que sale a la derecha. Si lo seguimos, llegaremos al puente original de la N-340 y, muy cerca de allí, en el cruce descrito anteriormente, encontraremos el inicio de la carretera más larga de la Península 

Vejer de la Frontera: sobre un peñasco alto y escarpado yace este precioso pueblo de casas blancas e influencias árabes y góticas, una de las localidades más hermosas de la ruta andaluza de los pueblos blancos 

– Tarifa: en esta población podremos admirar la conocida Punta de Tarifa o Punta Marroquí, el punto más meridional de la Península Ibérica y del continente europeo 

– Algeciras: desde esta localidad gaditana se divisa el histórico e imponente Peñón de Gibraltar, formación rocosa que se erige 426 metros sobre el nivel del mar 

– tramo granadino de Calahonda a Castell de Ferro: la serpenteante carretera que bordea la costa mediterránea ofrece unos magníficos acantilados sobre el Mediterráneo dignos de postal 

– Tabernas: en el kilómetro 464 de la N-340, encontramos el Oasys Mini Hollywood con sus estudios de cine Fort Bravo, famosos por haber rodado centenares de spaghetti western. La aridez del desierto de Tabernas y el calor abrasador que desprende el suelo nos darán la sensación de estar en la auténtica ruta 66 americana 

Murcia 

Tras recorrer la costa andaluza y llegar a la murciana, se aconseja detenerse en las siguientes localidades:  

– Totana: aquí podemos combinar el turismo urbano, visitando lugares como el Santuario de Santa Eulalia o la Torre de la Iglesia de Santiago, con el turismo natural, recorriendo el precioso Parque Regional de Sierra Espuña, donde vale la pena admirar Los Pozos de la Nieve, la Ermita de la Santa y el Valle del Leiva, entre otros 

– Gebas: el interior de la región de Murcia depara interesantísimas sorpresas naturales, como el barranco de Gebas y el embalse de Algeciras. Ubicados entre Alhama de Murcia y Librilla, ofrecen un escenario de aspecto lunar, con áridas laderas escarpadas que contrastan con las aguas turquesas del embalse   

Lorca: también conocida como <<la ciudad de los cien escudos>> por su rico patrimonio heráldico, destaca por su castillo medieval y su arquitectura barroca  

– Murcia: esta ciudad milenaria ofrece lugares tan interesantes como la catedral de Murcia, el convento de Santa Clara la Real, el Puente Viejo y el Nuevo que cruzan el río Segura y la pasarela de Manterola, entre otros muchos atractivos arquitectónicos y culturales. De su oferta gastronómica cabe destacar las tapas típicas <<la marinera>> y <<el matrimonio>>, así como el sabroso postre pan de Calatrava 

ruta 66 españa 1 1024x582 - La ruta 66 en España

Valencia 

Ya en la Comunidad Valenciana, la ruta N-340 transcurre por sus tres provincias: Alicante, Valencia y Castellón. Es una de las principales arterias de transporte de esta comunidad autónoma y una vía muy transitada, de modo que hay que extremar la precaución, sobre todo si vamos en moto. 

Además de la obligada paella que no podemos perdernos en cualquier punto de la geografía valenciana, aquí siguen algunos consejos de qué ver y comer en este tramo de la ruta: 

– Alicante: uno de los mayores atractivos de esta ciudad costera es su puerto marítimo, el castillo medieval de Santa Bárbara y, si tenemos tiempo, la preciosa isla de Tabarca 

mirador del Port de la Carrasqueta (Jijona): en la ruta 66 española en moto no pueden faltar paradas en diversos miradores desde donde contemplar el paisaje. El de la Carrasqueta, situado en el término municipal de Jijona poco antes de llegar a Alcoy, concretamente en la carretera CV-800, permite divisar el Valle de l’Alacantí y observar tanto los conjuntos montañosos de la zona como un par de playas 

– Valencia: la capital de la Comunidad Valenciana ofrece un amplísimo abanico de actividades y monumentos qué visitar, desde recorrer su casco antiguo para admirar las numerosas iglesias, torres medievales y la lonja gótica, pasando por la espléndida Ciudad de las Ciencias y las Artes, hasta espacios naturales como el Parque Natural de la Albufera. También Alboraya merece una parada, donde podremos perdernos por el casco antiguo y disfrutar de su famosa horchata de chufa 

– Elche: destaca el extraordinario Alcázar de la Señoría de Elche, también conocido como el Palacio de Altamira, además de las murallas de la ciudad, y la Torre de la Calahorra 

Vall d’Uixó: tras dejar atrás Valencia y antes de llegar a Castellón, vale la pena detenerse en este fantástico paraje natural. Aquí se encuentran las cuevas de San José y, en ellas, el río subterráneo navegable más largo de Europa con más de tres kilómetros explorados 

– Castellón: además de admirar monumentos históricos, edificios modernistas, el puerto del Grau y Benicàssim, en Castellón también podemos acercarnos al Desierto de las Palmas, donde hay unas vistas privilegiadas sobre la región y pueden visitarse varias ruinas y construcciones de notable interés esparcidas por el valle 

Cataluña 

Ya en territorio catalán, diversas localidades merecen una visita gracias a sus atractivos arquitectónicos, culturales o gastronómicos. Así, recomendamos ver: 

– Amposta: en esta población de les Terres de l’Ebre destaca el fantástico puente de hierro que cruza el río Ebro y sus especialidades gastronómicas locales, como los arroces marineros o los pastissets  

– Tarragona: la milenaria Tarraco y su puerto marítimo era un punto esencial en la Hispania Romana, y gracias a su buen estado de conservación, hoy en día podemos admirar el teatro romano y las murallas de la ciudad, así como el Balcón del Mediterráneo que se abre al mar 

– Arc de Berà: en el kilómetro de 528 de la N-340, a 20 kilómetros al norte de Tarragona, encontramos este magnífico arco romano. Situado sobre el trazado de lo que era la antigua Via Augusta, está dedicado al emperador Augusto y recuerda la hegemonía del vasto Imperio Romano 

– Plaça de Espanya de Barcelona: si bien no es el punto kilométrico original que ponía fin a esta ruta, en la actualidad se ha escogido la plaza situada a los pies de la montaña de Montjuïc como final de este largo trazado.  

Un apunte práctico importante: en muchas de las poblaciones descritas (especialmente, las más grandes) aparcar es complicado, de modo que si quieres disfrutar de las paradas en la ruta y no tener que preocuparte por buscar aparcamiento, puedes optar por dejar el coche en los  aparcamientos públicos que Saba tiene en la mayoría de estas ciudades. 

Ahora ya conoces la ruta 66 española, una buena opción para estas vacaciones si te gustan las rutas en coche y te apetece descubrir la geografía peninsular a partir de una carretera histórica. Y ya sabes que antes de ponerte al volante es imprescindible revisar el vehículo y seguir algunos consejos para circular durante este verano, así como recomendaciones para viajar con amigos de forma segura. ¡¿Listo para tu road trip por España?!