Búsqueda
conducir de noche 1180x784 - Consejos para conducir de noche

Consejos para conducir de noche

Conducir es un placer que a su vez conlleva una responsabilidad. Hacerlo con la máxima precaución y cumpliendo las normas establecidas está en el imaginario de cualquier conductor. Todo para evitar riesgos innecesarios. Unos riesgos que se incrementan si debemos desplazarnos con nuestro vehículo por la noche. Si eres de los que debe conducir de noche y estás acostumbrado (o no) -aquí van unos tips para volver a conducir tras un período de inactividad– a desplazarte cuando la oscuridad irrumpe, en WikiDriver te contamos algunos consejos para mejorar tu conducción nocturna.  

conducir de noche 1 1 1024x708 - Consejos para conducir de noche

A pesar de la menor densidad de tráfico en las horas nocturnas, el riesgo de sufrir un accidente de mayor gravedad durante ese período es mayor que durante el resto del día, según los datos de la Dirección General de Tráfico (DGT). En ese sentido, un 32% de los conductores admite que tiene dificultad para conducir por la noche, según un estudio del RACE. Además, con la información de dicho estudio, la capacidad de reacción del conductor depende en un 90% de la visión y ésta se reduce durante la noche, especialmente la agudeza visual y el campo de visión. 

Datos que ejemplifican y atestiguan que debemos aplicar la máxima precaución al volante cuando manejamos de noche. 

UN 32% DE LOS CONDUCTORES ADMITE QUE TIENE DIFICULTADES PARA CONDUCIR POR LA NOCHE 

Actualmente, el sueño y la visibilidad son los dos grandes conocidos en lo que a peligros nocturnos se refiere, pero ¿son los únicos? ¿Cuáles son los riegos de viajar por la noche? En este artículo te contamos algunos consejos para conducir de noche.  

Consejos para conducir de noche

Junto a la propia precaución del conductor en el momento de la conducción nocturna, que no debe confundirse con el miedo, existen algunos consejos que pueden hacer más seguro nuestro desplazamiento por la noche. E incluso aparecen nuevas tecnologías como el sistema Follow Me Home que nos permite adaptarnos mejor. Algunos tips a seguir a la hora de manejar de noche son: 

Comprobar los sistemas de iluminación. Por obvio que parezca, es importante comprobar que el sistema de iluminación de nuestro vehículo funciona de forma correcta y no sufre ningún percance. Revisar la altura de las luces y que los faros y pilotos se encuentren limpios debe formar parte de nuestra rutina antes de iniciar cualquier desplazamiento. En ese sentido, si habitualmente utilizamos el coche para circular de noche sería recomendable que pudiéramos equipar nuestros vehículos con elementos como la visión nocturna con infrarrojos o los faros inteligentes con Led, entre otras opciones.  

Correcto reglaje de los espejos retrovisores exteriores e interiores. Igual que con los sistemas de iluminación, debemos revisar y reglar los espejos retrovisores -exteriores e interiores- para evitar posibles deslumbramientos o faltas de visibilidad. 

Aumentar la frecuencia de vigilancia de los espejos. Precisamente, durante la conducción nocturna se recomienda que la vigilancia de los espejos sea más habitual incluso que durante la conducción en el resto de las franjas horarias. En algunos estudios se habla de hacerlo cada diez segundos. 

Apagar la luz interior del coche. A pesar de que en muchos casos se tiende a encender la luz interior del vehículo para establecer una sensación de luminosidad, su uso está desaconsejado dado que puede producir despistes e incluso deslumbramientos dado el contraste entre el interior y el exterior. 

Limpieza óptima de los cristales de la luna trasera y parabrisas. Un parabrisas o una luna trasera sucia puede dificultar, todavía más, nuestra visión durante la conducción nocturna. Por ello, mantenerlos limpios y disponer de un paño en el maletero nos permiten evitar dicho riesgo. 

Elección de una ruta óptima e iluminada. Siempre que sea posible, debemos priorizar la utilización de rutas que dispongan de una mejor iluminación y se encuentren en buen estado. 

Qué peligros existen al conducir de noche

Junto a aquello que podemos aplicar, una fórmula para evitar peligros y riegos propios de la conducción nocturna -e incluso previo al manejo del vehículo como saber que el robo del catalizador es uno de los más comunes en España– es conocerlos a fondo. Algunos de los más destacados son: 

Síntomas de somnolencia o fatiga. La conducción nocturna puede propiciar la aparición del cansancio y un desgaste mayor en el manejo del vehículo. 

Menor visibilidad. La oscuridad de la noche y, en ocasiones las condiciones climatológicas adversas, propician que tengamos una menor visibilidad. 

Menos estaciones de servicio abiertas. Entre las 23 h de la noche y las 7 h de la mañana, la mayoría de las estaciones de servicio están cerradas. Debemos tenerlo en cuenta antes de iniciar la ruta y conducir en la noche. Es aconsejable una buena planificación previa  

Animales de hábitos nocturnos. Principalmente, en las carreteras convencionales, podemos encontrarnos con animales que cruzan la calzada. Un choque con ellos o el intento de evitar el mismo puede ocasionarnos algo más que un susto. Por ello, debemos estar atentos a la señalización que nos alerta de la presencia de dichos animales.  

conducir de noche 1024x680 - Consejos para conducir de noche

Tips para una conducción nocturna segura 

Junto a los consejos mencionados con anterioridad, también es importante tener en cuenta estos pequeños tips para una conducción nocturna sin sobresaltos: 

Descansar cada hora/hora y media de trayecto. Más allá de empezar el viaje lo más descansados posibles, es importante que la conducción no se alargue más de una hora y media. Nuestras piernas también agradecerán el descanso y un pequeño paseo. 

Detener el vehículo ante cualquier síntoma de somnolencia, picor de ojos, fatiga ocular. Debemos buscar un lugar seguro donde parar el coche y descansar antes de seguir con el viaje si se produce alguno de los síntomas mencionados. 

Revisión anual con el oftalmólogo. Realizar una visita periódica con el oftalmólogo nos permitirá corregir cualquier problema de visión, como el astigmatismo o la hipermetropía. Para aquellos conductores de noche, dichas revisiones son fundamentales.