Aparcar gratis en Cuenca

Búsqueda

Ahora que ya sabes dónde aparcar gratis en Toledo para descubrir la ciudad de las 3 culturas, hoy te damos algunos consejos para explorar Cuenca, una de las ciudades con las que comparte frontera. A pesar de que Cuenca es una ciudad no muy grande, conserva tal patrimonio histórico y arquitectónico en su parte antigua, junto a numerosos museos y diferentes atractivos como las “casas colgadas”, que la hacen una de las más visitadas tanto por turistas nacionales como por extranjeros. Asimismo, fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Esto, junto a su situación geográfica dentro de la península, hace que sea muy cómodo viajar a Cuenca en coche. Y como no, nos va a permitir también podernos desplazar fácil y rápidamente a otros puntos del país.

Es obligatorio visitar los numerosos pueblos, ríos y extensiones naturales de la zona. Por eso, son muchos los turistas que buscan parkings gratuitos en Cuenca, olvidarse del coche una vez estacionado, y solo estar pendiente de disfrutar de las maravillas culturales, gastronómicas y naturales, que ofrece la ciudad.

A continuación te hablaremos sobre dónde aparcar en Cuenca, para así poder venir cómodamente en coche, ya sea propio o de alquiler, sin tener que depender de autobuses, trenes u otros transportes que te hagan ceñirte a horarios y que por lo tanto, hagan descuadrar tus planes.

Se pueden encontrar tanto estacionamientos gratuitos como cubiertos por la ciudad, pero hay que estar muy atento y no despistarse sobre cuáles son y cuáles no son, las zonas habilitadas oficialmente para aparcar gratis en esta ciudad, ya que si nos equivocamos, corremos el riesgo de que nos multen o de que la grúa se lleve el coche. Obviamente, todos sabemos que algo así estropearía de manera significativa nuestra visita y nuestras vacaciones, ya que los costos de las multas y de la recogida del coche en el depósito de la grúa, son bastante altos a pesar de que existe la posibilidad de hacer un pago inmediato que supone una reducción del 50% de la multa recibida.

Dónde encontrar parking gratis en Cuenca

Prácticamente, la mayoría de estas zonas se encuentran fuera de la zona histórica, por lo que llegar a estacionar en el centro de Cuenca, será bastante complicado e improbable.

Encontraremos aparcamientos en las afueras del centro, situados al norte de la ciudad conquense. Así que, tras callejear un poco con el coche, se podrá acceder a él: pero hay que tener en cuenta que habrá que recorrer varias subiditas y bajaditas hasta llegar a la zona de los monumentos, restaurantes y hoteles. A no ser que se quiera coger un autobús de la ciudad, si lo hubiera, que nos llevara desde nuestra zona de aparcamiento para que nos lleve hasta el área turística a la que deseamos ir (realmente bastante incómodo si lo que buscamos es disfrutar con total comodidad de la visita). Además, hay el pequeño inconveniente de que es una zona no vigilada a lo largo del día, y obviamente tampoco a lo largo de la noche. Aunque Cuenca no suele ser una ciudad problemática a nivel de delincuencia y vandalismo, no es aconsejable dejar nuestro coche a la intemperie (especialmente en fin de semana), y menos si tenemos cerca de éste un aparcamiento cubierto más seguro.

Podremos dejar el coche también en algunos de los centros comerciales o supermercados de la ciudad, pero estos están sujetos a una serie de horarios o puede ser que requieran el tener que comprar algo en dicho centro comercial o supermercado para finalmente no pagar nada. Aquí puede ser peligroso tener que estar pendiente de un horario, ya que fácilmente nos podemos despistar de la hora cuando estamos evadidos disfrutando de callejear y de hacer turismo por la ciudad.

En la parte baja de la ciudad, al sur, lo que es en los alrededores, encontramos también una área donde hay aparcamiento gratuito, pero al igual que en la zona norte, toca luego caminar bastantes calles arriba y abajo para llegar a lo más bonito, además de tampoco ser una zona con vigilancia nocturna.

Lo que puede ocurrir en algunas ocasiones, es que al ser una ciudad pequeña pero con tantas visitas nacionales y extranjeras, sea difícil encontrar algún espacio libre por estar ya todos llenos, especialmente en fin de semana.

Otro inconveniente de dejar el coche a la intemperie, sería las inclemencias del tiempo en caso de visitar la ciudad en días de lluvia o de invierno. Por último, pero no menos importante, se debe tener muy en cuenta que hay ciertas calles de la ciudad que se cierran al tráfico en determinados días y horarios, por lo que si hemos aparcado en una calle que al día siguiente va a estar cerrada a la circulación o está cerca de las calles con el tráfico cerrado, no podremos salir de la ciudad con nuestro coche en caso de tener organizado para ese día una visita fuera de la ciudad. Lo que está claro es que es una ciudad en la que el parking gratis cerca de ti no será posible.

Esperando que esta información sea de gran utilidad para decidir dónde estacionar tu coche en Cuenca, y organizar tu viaje a la mágica ciudad, os recomendamos reservar un plaza para dejar vuestro vehículo (coche, moto, bici…) en un parking en Cuenca situado fuera de las calles que pueden ser cortadas, y así gozar de la magia de esta ciudad, mientras te olvidas de tu coche sabiendo que estará a buen recaudo.