WikiTest: ¿Qué es un Wallbox?

Si traducimos wallbox al castellano al pie de la letra (cajapared) probablemente continuemos sin saber qué es. Esta palabra en inglés es el término que se utiliza para referirse a un punto fijo de recarga eléctrica cuya función principal es, mediante un sistema físico, el envío de energía eléctrica a un vehículo. Los wallbox, o puntos de recarga fijos, están listos para administrar la energía eléctrica necesaria mediante el empleo de diversos tipos de conectores.

Es antes del año 1900 cuando se inventó el primer coche eléctrico y, aún así, representa la tecnología del futuro puesto que es un sector que no termina de arrancar por más que se haya intentado introducir en nuestras vidas en los últimos años. Los wallbox permitirán la normalización del coche eléctrico dejando atrás el aspecto de sector un tanto futurista. 

Los puntos de recarga, serán principalmente cómodos para el consumidor, además de discretos, no aparatosos y merecedor compañero de todo coche eléctrico que se precie. La instalación es simple, puesto que apenas requiere una conexión y un buen atornillado a la pared para que quede bien anclado a esta (de ahí su nombre wallbox). El precio variará según algunos factores, pero más que nada en base a la tecnología que disponga y la capacidad para traspasar la corriente.

No es habitual encontrarse con estos puntos de recarga eléctrica, pero se estima y se espera que cambien nuestros hábitos de consumo y estos puntos de recarga estén por doquier, incluyendo las mismas plazas de aparcamiento en las que guardamos nuestros vehículos a diario. Toda la vida hemos acudido, incluso más de lo que deberíamos, a la gasolinera y eso tiene que cambiar. 

Las infraestructuras de recarga eléctrica, están y estarán mayoritariamente en la vía pública sin que eso signifique que no puedan proliferar las estaciones de carga de carácter privado. Es importante tener en cuenta que Wallbox transforma la manera en que el mundo hace uso de la energía y, su funcionamiento no es nada complicado, pudiéndose aplicar a todos los tipos y marcas de coches eléctricos.

Las ventajas que se obtienen con la instalación del punto de recarga Wallbox son muchas y muy positivas como, por ejemplo:

  • La seguridad: ya que no trabaja con enchufes convencionales, evitando una sobrecarga en tu instalación eléctrica. Además, te permite ajustar la potencia como tú desees, así como bloquear y desbloquear in situ o a distancia tu wallbox.
  • La programación de la recarga:  se puede hacer en horas valle (horas en las que se produce un menor consumo o uso) de esta manera la energía consumida es más económica y ahorras en tu factura.
  • El tiempo de recarga: es mucho más rápido (hasta 8 veces más), aprovechando la potencia máxima se reducen los tiempos de recarga.
  • Los equipos wallbox: además de contar con un diseño minimalista y casi único, funcionan con la última tecnología por lo que su funcionalidad es muy amplia. Tanto los smartphones y las tablets pueden disponer de su aplicación que permite bloquear el equipo si procediera, ver el historial de cargas, programar recargas, consultar coste en euros de todas las recargas y muchas más opciones.
  • El ahorro: es considerable (además del citado anteriormente recargando en horas valle) porque a pesar de que un coche eléctrico tiene la misma potencia que uno convencional, consume hasta cinco veces menos y el mantenimiento que necesita también es muy inferior al que necesita un coche de gasolina. Añadir que el impuesto de matriculación queda exento en este tipo de vehículos.

Aparte de estas ventajas, es bien sabido por todos, que los vehículos eléctricos reducen tanto la contaminación acústica como la ambiental minimizando las emisiones de CO2, algo tan sumamente necesario en los tiempos que corren. Si te gusta ser más respetuoso con el medio ambiente y estás pensando en unirte a esta modalidad cuya tendencia crece poco a poco, pero es un tema muy desconocido para ti, aquí te puedes informar absolutamente de todo lo relacionado con este asunto.