¿Son legales las apps para detectar radares?

Búsqueda

Además de estar atentos a la carretera por si hay algún radar, muchos conductores utilizan apps móviles para detectar estos elementos y no ser sancionados si superan el límite de velocidad establecido. Lo que quizás no sepan estos conductores es que los dispositivos para detectar e inhibir radares son ilegales y su uso es sancionable (con multas de hasta 6.000 euros), mientras que los dispositivos para avisar de los radares sí que son lícitos. En este artículo de Wikidriver te explicaremos cómo funcionan los distintos tipos de radares repartidos por la geografía española y qué diferencias hay entre los varios dispositivos existentes para señalar su presencia y avisar a los conductores. Así que, ¡atento, porque esta información te interesa!  

¿Cómo funcionan los radares y cuál es su margen de error?  

En primer lugar, debemos tener claro que tanto el marcador de velocidad de los automóviles como los radares instalados en las carreteras españolas tienen un margen de error de algunos kilómetros por hora, de modo que puede que no detecten la velocidad del vehículo de forma precisa e inequívoca. Concretamente, el margen de error de los radares de velocidad que utiliza la DGT (también llamado umbral de tolerancia) varía en función de la clase de vía y del tipo de radar; a continuación, los repasaremos:

radares móviles: cinemómetros que se desplazan por la red vial, instalados y controlados manualmente por un agente o incorporados a un coche patrulla.  

Según la vía dónde estén ubicados, el margen de error es distinto: 

– en vías con una velocidad máxima inferior a los 100 km/h: los radares móviles instalados en estas carreteras aplican un margen de 7 km/h por encima del límite de velocidad. Esto significa que, por ejemplo, en una vía con un límite de 80 km/h, los radares empiezan a multar a los 88 km/h para garantizar que se aplica correctamente el margen de error 

– en vías con una velocidad máxima superior a los 100 km/h: a partir de esta velocidad máxima ya no se aplica un margen de error en formato cifra, sino que se aplica en forma de porcentaje, concretamente, del 7%. En consecuencia, si la vía tiene un límite de 110 km/h, los radares sancionarán a los conductores que circulen a 117,7 km/h, mientras que, si la velocidad máxima permitida es de 120 km/h, los cinemómetros empezarán a multar a los 128,4 km/h 

 Una subclase de radar móvil son los helicópteros equipados con radares del tipo WESCAM, más conocidos como Pegasus. El margen de error que se aplica a estos radares es del 10%. 

radares fijos: cinemómetros estáticos que funcionan a partir de emisiones láser o por ondas. De nuevo, los márgenes de error de estos radares varían según el tipo de vía dónde estén situados, aunque en este tipo de radares el margen de error es menor que en los radares móviles: 

– en vías con una velocidad máxima inferior a los 100 km/h: se aplica un margen de error de 5 km/h 

– en vías con una velocidad máxima superior a los 100 km/h: el margen de error es del 5% 

IMAGEN INTERIOR - ¿Son legales las apps para detectar radares?

Dispositivos para avisar, detectar e inhibir radares 

Ahora que ya sabemos cómo funcionan los varios tipos de radares qué existen, vale la pena detenerse en otra cuestión relacionada con estos: los dispositivos que permiten avisar, detectar e inhibir cinemómetros. Recientemente han aparecido muchas apps para teléfonos móviles que permiten avisar de su presencia (como Google Maps, Social Drive, Waze, CamSam etc); otras que los detectan y algunas que hasta los inhiben, y a pesar de que exista bastante confusión sobre ellas y se crea que son lo mismo, la DGT establece una diferenciación muy clara que a continuación examinaremos.  

Empecemos con las apps que avisan de la presencia de cinemómetros: recordemos que, según el reglamento, avisar de la ubicación de un radar fijo es legal, mientras que revelar la posición de un radar móvil, no lo es. Es decir, avisar de la localización concreta de un radar fijo es absolutamente legal; se trata de una información pública consultable en la página web de la DGT y advertida a los conductores con numerosos paneles informativos en las carreteras. Lo que no es lícito (y, por ende, puede ser motivo de multa) es informar de la posición de un radar móvil. La DGT publica una lista con los tramos de carretera en los que se suelen situar controles de velocidad, pero sin especificar el punto kilométrico exacto, a diferencia de lo que ocurre con los radares fijos. En consecuencia, revelar la posición concreta de un control de velocidad es ilegal. En mayo del año pasado, la Fiscalía de Seguridad Vial anunció que está trabajando en una estrategia sancionadora que se concretará en una propuesta de reforma legislativa para impedir este tipo de apps.  

Y, si detectar la posición de un radar o de un coche patrulla es ilegal, evidentemente también lo es inhibir el funcionamiento de un cinemómetro. Aquí sí que no hay lugar a dudas y la ley no permite ningún tipo de dispositivo de esta clase.  

Resumiendo, pues, podemos diferenciar tres tipos de dispositivos según su finalidad: 

– avisador: GPS y apps que señalan la situación de los radares fijos y radares de tramo en el mapa de carreteras españolas y alertan al conductor de su proximidad. Su uso es legal 

– detector: dispositivo que rastrea y localiza los radares cercanos. Su uso está prohibido, considerándose una infracción grave que se sanciona con 200 euros de multa y la retirada de 3 puntos del permiso 

– inhibidor: dispositivo que rastrea los radares y anula su funcionamiento. Su uso está totalmente prohibido y el conductor que decida utilizarlo se expone a una multa de hasta 6.000 euros y la retirada de 6 puntos del carné, ya que es considerada una infracción muy grave. Igualmente, los talleres que lo instalen también pueden ser sancionados con multas de hasta 30.000 euros  

Resumiendo, en este artículo te hemos explicado cómo funcionan los radares y qué diferencias hay entre los dispositivos que avisan, detectan e inhiben radares. Esperamos que esta información te sea de utilidad y te sirva para despejar dudas antes de utilizar ciertas apps cuando estés en la carretera. Recuerda que, más que evitar sanciones, lo primordial en la carretera es tu seguridad y la del resto de usuarios de la vía, así que haz una conducción responsable y usa solo aquellas apps que la ley permite.