Las normas de tráfico más absurdas del mundo

Búsqueda

Las normas de circulación tienen por objetivo regular el tráfico en la vía pública y garantizar que los distintos usuarios que transitan en ella lo hagan de forma fluida y segura. Es obligatorio cumplirlas, pero ¿y si el reglamento nos impusiera tener siempre el coche limpio para poder circular, nos sancionara por mojar a peatones en caso de lluvia o nos prohibiera conducir vehículos oscuros? Estas son las asombrosas normas viarias de algunos países del mundo, normas que quizás parecen no tener sentido, pero que siguen siendo de obligado cumplimiento. A continuación, en este artículo de Wikidriver las repasaremos junto con otras leyes absurdas (o, al menos, desconcertantes) para que tengas una radiografía completa de los reglamentos viales más extraños que existen. ¿Nos acompañas? 

Aunque pueda parecer increíble, hay varios países del mundo con un código de circulación de lo más peculiar: en ocasiones, se trata de antiguos reglamentos aún vigentes, mientras que en otros casos es difícil saber qué lógica esconden tales extrañas medidas. Seguidamente, repasaremos algunas de estas leyes: 

– no se pueden apartar los animales de la carretera (la India y Australia): en ciertos países como la India y Australia, los animales son sagrados (y no solo en sentido figurado en la India). Por ello, si nos cruzamos con ellos en la carretera (o en autopistas o autovías, ya que a veces también las invaden) está prohibido hacer cualquier cosa que altere su ritmo natural, como tocar el claxon, hacer luces, gritar, etc.). Además de resultar peligroso, dichos países consideran que estas acciones molestan a los animales y, por ello, deben evitarse siempre. En este tipo de situaciones, el código de circulación indio y australiano establece que hay que parar el vehículo, apagar el motor y esperar a que abandonen la vía 

– no se puede circular con el coche sucio (Rusia) ni cruzar la frontera (Costa Rica y Bulgaria): en nuestro país estamos hartos de ver coches sucios estacionados en la calle con «pintadas» que, con tono humorístico, reclaman un lavado urgente. En cambio, en Rusia esto no sería posible, ya que no se puede circular con el coche sucio. Ahora bien, ¿cómo determinar cuándo un vehículo lo está? Puede ser complicado de decidir, pero hay quien opina que si no puede leerse la matrícula claramente a causa de la suciedad es motivo de sanción. Para otros países como Costa Rica y Bulgaria, circular con el coche limpio también es un requisito indispensable para poder entrar en territorio nacional, de manera que está prohibido cruzar sus fronteras con el vehículo sucio 

– los copilotos no pueden superar el límite de alcohol (Macedonia): prohibir conducir a los conductores que superen el límite de alcohol legalmente permitido es algo que todos los países del mundo comparten; lo que es más sorprendente es que además del conductor, el copiloto tampoco no pueda haber ingerido más alcohol de la cuenta en Macedonia. Según el reglamento de este país de Europa del Este, los copilotos que superen la tasa de alcoholemia permitida serán multados y deberán ir sentados en el asiento trasero 

– prohibidos los gestos obscenos al volante (Chipre y Alemania): a pesar de ser un comportamiento reprobable, en países mediterráneos como el nuestro es bastante frecuente ver a conductores enojados al volante haciendo una peineta e insultando a otros conductores o peatones. Por el contrario, en Chipre y Alemania estas actitudes son motivo de sanción y pueden comportar la pérdida de hasta cinco puntos del carné de conducir 

– obligación de cerrar el coche y no dejar ninguna ventanilla abierta (Australia): los conductores australianos deben tener mucho cuidado al bajar del coche si no quieren ser multados, ya que la legislación de su país les obliga a cerrar el vehículo si se alejan más de tres metros de él; además, tampoco les permite dejar las ventanillas abiertas más de 2 o 3 cm 

– multa por mojar a los peatones (Japón): la cultura nipona es de sobras conocida por el respeto, el civismo y el cumplimiento de las normas. Así que, teniendo en cuenta que en Japón no se puede caminar mientras se come, que tampoco está permitido comer en el metro ni fumar por la calle, no resulta tan extraño que las autoridades multen a los conductores que mojen a los peatones con el coche un día lluvioso. Y atención, porque ¡la sanción puede incluso conllevar la pena de cárcel!. Para los japoneses, el respeto al prójimo es una cuestión muy seria 

– no se puede circular a menos de 50 metros de los peatones (Singapur): siguiendo en la línea nipona de velar por el bienestar de los peatones, en este otro país asiático no se puede circular a menos de 50 metros de ellos sin riesgo de multa. El objetivo de esta medida es proteger la integridad de los colectivos más vulnerables, aunque resulta francamente complicado pensar cómo debe organizarse el tráfico para poder respetar siempre esta medida 

– no se pueden conducir coches oscuros (Turkmenistán): en las carreteras de nuestro país vemos vehículos de todos los colores: claros, oscuros, personalizados… pero en Asia, (concretamente, en Turkmenistán) circular con un vehículos oscuros no está permitido. ¿El motivo? Probablemente que estos colores son más peligrosos porque tienen peor visibilidad 

– las mujeres no pueden trabajar como conductoras (varios países del mundo): por increíble que parezca, tristemente en pleno siglo XXI la discriminación por razones de sexo sigue siendo una realidad en muchos lugares del planeta. En la actualidad hasta 16 países (Argentina, Azerbaiyán, Bielorrusia, Belice, Dominica, Kazajstán, Kirguistán, Líbano, Madagascar, Malasia, Nigeria, Papúa Nueva Guinea, Sierra Leona, Somalia, Tayikistán y Vietnam) del mundo prohíben que las mujeres trabajen como conductoras profesionales de distintos tipos de vehículos aduciendo «motivos de seguridad». Turkmenistán incluso va más allá y desde 2018 prohíbe a las mujeres conducir cualquier tipo de vehículo, convirtiéndose así en el único país que impide conducir a sus ciudadanos por razones de sexo después de que Arabia Saudita levantara la misma prohibición en 2017 

– no se puede circular sin carburante, pero sí desnudo (Alemania): el reglamento germánico es muy estricto en algunas cuestiones y muy laxo en otras. Si bien en la red de autopistas Autobahn (conocidas por sus tramos sin límites de velocidad) quedarse sin gasolina se sanciona con 70 euros, la normativa autoriza a circular desnudo, siempre que el conductor no muestre sus partes íntimas al resto de usuarios de la vía. ¿Y en qué se basa la legislación alemana para permitir ir al volante tan ligeros de ropa? El reglamento considera el coche un espacio privado y, por lo tanto, cada conductor puede circular en él como quiera 

– se puede circular sin cinturón si se viaja en la parte trasera de una camioneta (Hawái): de manera incomprensible, en este Estado americano las autoridades permiten circular en la parte trasera de una camioneta (la que queda abierta) si las plazas interiores están todas ocupadas y los pasajeros que viajen en esta área del vehículo son mayores de 12 año. Evidentemente, en esta zona no hay sistemas de retención, de modo que además de ser una ley ilógica e incoherente con los otros artículos del reglamento, es muy peligrosa. 

Tras este repaso a las leyes viarias más absurdas y sorprendentes de algunos países del mundo, quizás ahora la normativa española no te parezca tan estricta e incomprensible… así que, ya lo sabes, si alguna vez viajas a uno de estos países ten muy presente lo que te hemos contado para no volver a casa con un souvenir inesperado de las autoridades de tráfico.