Búsqueda
Ferry

Viajar con tu coche en ferry

Ahora que se acerca el buen tiempo, es inevitable empezar a planificar nuestras vacaciones, y depende del destino que hayamos elegido, puede ser interesante y más cómodo desplazarnos en ferry. El ferry es un buen medio de transporte para hacer distancias cortas por mar y es la opción perfecta para poder llevarte el coche a una isla o a un país al que no puedes acceder por carretera. En muchas ocasiones, además, viajar en ferry y embarcar tu coche es mucho más económico que alquilar un coche en el lugar de destino.

Desde Wikidriver te traemos las ventajas e información necesaria que debes saber si tienes pensado viajar con tu coche en ferry en tu próxima escapada.

¿Cuales son las ventajas de viajar con tu coche en ferry?

Uno de los aspectos positivos de llevar tu coche en ferry es la comodidad una vez llegas a tu destino. Si viajas en familia y necesitas un coche con un determinado número de plazas, a veces encontrar un coche de alquiler adecuado al tamaño que buscas es complicado. Y además de quitarte un peso de encima a la hora de planificar tu viaje, embarcar tu coche te será más cómodo y rentable si necesitas llevar material complementario como, por ejemplo, las sillas homologadas si viajas con niños.

Asimismo, depende del destino, actividades y duración de tu viaje, llevarte tu vehículo particular en el ferry te saldrá mucho más económico que alquilar un coche o hacer uso del transporte público. Si viajas en familia o con un grupo grande de amigos, quizás también te salga mucho más a cuenta que uno de vosotros embarque su coche en el ferry, y se reparta el coste de la reserva de la plaza en el buque y el gasto de la gasolina.

¿Que tengo que tener en cuenta antes de poder embarcar mi coche?

Lo primero que tendrás que asegurarte es que tienes todos los trámites y documentos a presentar para poder llevar tu coche en el ferry. Antes de todo, deberás reservar tu plaza indicando, a través de un formulario: la marca, el modelo, la longitud y altura del coche. Si engañas un poco y dices que tu coche es más pequeño de lo que es para pagar menos, en el momento de embarcar te harán pagar la diferencia.

No debes olvidarte, por supuesto, de tener todos los papeles reglamentarios de tu vehículo vigentes. Si viajas a otro país deberás haber comprobado, previamente, si tu carnet de conducir español es válido en el país al que viajas o si necesitas convalidarlo. Es importante saber que llevas encima los papeles que acreditan la titularidad del vehículo y la carta verde del seguro. Este documento justifica la existencia de la cobertura obligatoria de la responsabilidad civil. Y aunque no es necesario para viajar por los países de la UE, sí que te lo pedirán si viajas fuera de Europa.

¿Y durante el embarque  y el trayecto?

Es obligatorio que todos aquellos que lleven su coche en el ferry embarquen una hora y media antes de que el barco parta. En el momento de embarcar, solo el conductor y propietario del vehículo podrá hacerlo y conducirlo hasta su plaza, mientras que el resto de pasajeros deberán embarcar por los accesos habituales.

Durante el resto del viaje, no se puede ir dentro del vehículo y el motor deberá estar desconectado desde el momento en el que se aparca hasta su desembarque. Por lo tanto, solo se podrá encender el motor del coche dentro del ferry para bajar las rampas y hacerlo con la ayuda de las indicaciones de un miembro de la tripulación del buque.


Es necesario remarcar que tu vehículo particular pasa a ser responsabilidad de la compañía de transporte marítimo una vez este se encuentra dentro del ferry. Y recuerda, que si localizas un desperfecto en tu vehículo después del viaje en ferry, no debes abandonar el barco sin presentar antes una reclamación.