Coche eléctrico

5 consejos para optimizar la batería de tu coche eléctrico

La batería es, sin lugar a dudas, uno de los elementos más importantes de cualquier coche eléctrico. De ella depende el rendimiento del coche y su autonomía, y por este motivo, a medida que la batería envejece, disminuye la cantidad de kilómetros que se pueden hacer en una sola carga. 

Además del paso del tiempo y el desgaste de la batería, otros factores que afectan a su funcionamiento son la temperatura ambiental, el tipo de conducción y la propia recarga del componente.

Desde WikiDriver, queremos insistir en la importancia de cuidar al máximo el proceso de recarga de la batería de tu coche eléctrico para prevenir o ralentizar su envejecimiento.

Algunos de los consejos a seguir para optimizar la batería de tu vehículo eléctrico son:

Conduce en modo eficiente: tu coche eléctrico viene dotado de un sistema de frenado de regeneración que puedes aprovechar para consumir menos electricidad y conseguir, con el paso del tiempo, pasar menos por el punto de recarga. Otro consejo para conducir de forma eficiente es ir a una velocidad constante sin tener la necesidad de frenar o acelerar bruscamente y sin consumir tanta batería.

Carga la batería del coche periódicamente, aunque no la uses: es importante cargar tu coche eléctrico, una vez cada 15 días como mínimo, aunque no lo usemos diariamente, ya que este simple gesto permite mantener la estabilidad de la batería. Si no recibe la cantidad de energía suficiente y de forma regular, la batería se volverá más sensible y no se cargará tan rápidamente.

No abuses de la carga rápida: este modo de carga permite llegar al 80% de la capacidad total de carga en solo media hora. Aunque parece la mejor opción para cargar nuestro vehículo eléctrico, los expertos recomiendan no abusar de la carga rápida ya que puede llegar a acortar la vida de la batería.

Coche eléctrico

Evita aparcar en zonas donde dé el sol: si aparcas tu coche eléctrico en una zona en sombra evitarás que se ponga en marcha el sistema de gestión térmica y, como consecuencia, que se consuma batería más rápido de lo normal.

No descargues el coche por completo: de la misma forma que no debes dejar cargando el coche una vez llega al 100% para no sobrecargarlo y quemar la batería, tampoco debes dejar que la carga llegue a 0. La razón es que los electrolitos, (causantes de las reacciones electroquímicas que producen energía) no deben estar completamente inactivos ya que esto disminuye su rendimiento. Por lo tanto, lo ideal es poner a cargar tu vehículo eléctrico cuando esté al 30% de batería.

Así pues, si cuidas tu batería como debes y sigues estos consejos a la hora de cargar tu vehículo eléctrico, la batería puede durarte hasta 10 años con la mínima pérdida de capacidad de carga.