Búsqueda
premios impulso

¿Qué son los Premios Impulso a la Innovación en movilidad sostenible?

Potenciar una movilidad sostenible preocupa, y mucho. No solo a organismos supranacionales como la UE, sino también a cada nación, como bien ejemplifican las varias iniciativas llevadas a cabo en España recientemente para debatir, fomentar y desarrollar soluciones de movilidad que no contaminen y se basen en el uso de energías verdes. Prueba de ello son el Global Mobility Call, el primer foro global sobre movilidad sostenible que tendrá lugar en Madrid este verano, y los Premios Impulso a la Innovación en movilidad sostenible, celebrados a finales del año pasado en la capital española. En este artículo de Wikidriver te contaremos en qué consistió este último certamen, cuáles fueron los proyectos ganadores y qué aplicación práctica tienen. ¿Nos acompañas?

El 25 de noviembre del año pasado se celebró en Madrid la primera edición de los Premios Impulso a la Innovación Sostenible, que tuvieron como objetivo poner en valor los avances y las iniciativas que se están llevando a cabo en nuestro país en materia de sostenibilidad. Organizados por importantes asociaciones y entidades del sector de la automoción, como la ANFAC (asociación de fabricantes de vehículos), FACONAUTO (patronal de concesionarios), SERNAUTO (asociación de proveedores de la automoción) y FUNDACIÓN IBERCAJA (entidad promotora de la movilidad sostenible), galardonaron los proyectos más innovadores desarrollados durante 2020 para conseguir una movilidad sostenible

La organización del certamen estableció tres categorías de proyectos, enfocadas a premiar la innovación en el ámbito urbano, rural, y en empresas de nueva creación. Así, el premio al mejor proyecto de innovación de una start-up española fue adjudicado a la compañía de planificación de movilidad urbana Meep; el galardón al mejor proyecto de movilidad sostenible en una ciudad/localidad se lo llevó Mahou San Miguel, y el premio al mejor desarrollo de movilidad sostenible para zonas rurales fue otorgado a Vic Vivero. Los organizadores también hicieron un reconocimiento especial a la iniciativa social en movilidad a la fundación ONCE y a su aceleradora de empresas EspacIA, que respalda proyectos emprendedores que ayudan a las personas con discapacidad. 

Tres proyectos ganadores, tres maneras de incentivar los desplazamientos verdes 

A continuación, describiremos los tres proyectos que ganaron el certamen en cada categoría: 

Premio al mejor proyecto de innovación de una start-up española 

La app de planificación de la movilidad urbana sostenible Meep fue la ganadora en esta categoría. Meep tiene por objetivo ayudar a escoger al usuario la ruta que más le conviene para ir de un punto a otro de la ciudad, ofreciéndole varias opciones que combinan el transporte público y el compartido (bicicletas, automóviles y motos, entre otros) y taxis. Entre las rutas propuestas, el usuario escoge la que más le convenga, según si prefiere una ruta económica, ecológica o rápida. Una vez seleccionada, la aplicación móvil permite reservar la ruta y pagar los varios medios de transporte integrados en la aplicación. Meep está disponible en varias ciudades de España, Portugal y Malta y aspira a ser un revulsivo hacia una movilidad más sostenible e inteligente basada en las posibilidades del transporte multimodal y la personalización de los desplazamientos.

premios impulso 1 1 - ¿Qué son los Premios Impulso a la Innovación en movilidad sostenible?

Premio al mejor proyecto de movilidad sostenible en una ciudad/localidad 

Por su parte, Mahou San Miguel, empresa española del sector cervecero, ganó este galardón gracias a la iniciativa de movilidad sostenible que ha puesto en práctica entre los profesionales de su centro de producción en Granada. Tras realizar un estudio interno y constatar que la mayoría de sus empleados utilizaban el vehículo privado para desplazarse al trabajo, decidieron focalizarse en concienciar y fomentar prácticas de transporte más ecológicas entre la plantilla. Para ello, apostaron por fomentar la movilidad sostenible de cuatro formas: a pie, en bicicleta, usando el transporte público urbano e interurbano, y el coche compartido. Para que la iniciativa tuviese una buena acogida entre los trabajadores, Mahou San Miguel estableció un sistema de recompensas; de este modo, si los trabajadores usaban el transporte público, cada tres viajes y previa presentación de billetes, la empresa les regalaba uno. Para fomentar el uso del coche compartido, la cervecera creó el portal «Comparte coche» y reservó un área para estacionar los vehículos cerca de la planta, solucionando el problema del aparcamiento. Otra acción de la compañía para impulsar el uso de las bicicletas eléctricas fue la puesta en marcha de un sistema de cesión de este vehículo, renovable mensualmente, y un curso para asegurar su uso seguro. Como complemento a estas iniciativas, Mahou San Miguel promovió el intercambio de experiencias sobre movilidad sostenible entre sus empleados a través de la app Ciclogreen. 

Premio al mejor desarrollo de movilidad sostenible para zonas rurales 

Vic Vivero se llevó el galardón al galardón al mejor desarrollo de movilidad sostenible para zonas rurales. Concretamente, el jurado premió su proyecto de movilidad rural inclusiva en la comarca del Alto Deba, situada en Guipúzcoa. La iniciativa, que fue impulsada y financiada por la Fundación La Caixa y desarrollada junto a la empresa Conexiones Improbables y el ayuntamiento de Eskoriaza, tenía como objetivo mejorar la movilidad de las personas que viven en el valle de Léniz, donde la mayor parte de la población se desplaza en vehículo privado y las opciones de transporte público son prácticamente inexistentes. A este problema hay que añadirle el perfil de sus habitantes, la mayoría de los cuales son de edad avanzada y no conducen, tienen movilidad reducida y son personas dependientes. Para solucionar esta cuestión y explorar alternativas de transporte que no implicaran el uso del coche particular, Vic Vivero propuso cuatro acciones de movilidad sostenible. En primer lugar, sugirió la modificación de algunas rutas de autobús para cubrir zonas descubiertas por el transporte público; la segunda iniciativa consistió en la puesta en marcha de un taxi-bus con la fórmula de copago y la posibilidad de realizar trayectos personalizados. La tercera propuesta de Vic Vivero buscó acercar las bicicletas a la tercera edad con las «yayacletas» (bicis adaptadas para abuelos y abuelas impulsadas por voluntarios), dentro de la iniciativa «En bici sin edad». Finalmente, la cuarta acción propuesta apostó por un sistema colectivo autoorganizado para compartir trayectos y apostar por el sharing, como sucede en los núcleos urbanos desde hace unos años. 

Tras la amplia participación en esta primera edición de los Premios Impulso (concursaron 39 candidaturas) y la calidad de los proyectos presentados, el certamen espera repetir y ampliar las cifras el año que viene. Con iniciativas como esta, los organizadores buscan subrayar y visibilizar las enormes posibilidades de la industria y el sector automovilístico en España y su transformación hacia una movilidad sostenible, en la línea de los objetivos de descarbonización fijados por la Unión Europea para el año 2030.