Búsqueda
abs en motos  1180x698 - Seguridad pasiva en motocicletas: el proyecto PIONEERS

Seguridad pasiva en motocicletas: el proyecto PIONEERS

La seguridad en la carretera es, literalmente, vital para todo tipo de conductores, pero aún lo es más para aquellos más vulnerables, como los motoristas o ciclistas. Al carecer de una carrocería que absorba los impactos en caso de accidente, es evidente que el riesgo de sufrir lesiones graves o muy graves es mucho mayor. Pero, ¿sería posible desarrollar elementos de seguridad similares a los de un automóvil que protegieran a los motoristas en caso de accidente? La respuesta es sí, y no sólo eso: estos prototipos ya existen y se presentaron recientemente en un estudio europeo para reducir la siniestralidad de los motoristas. Así, se mostraron una chaqueta con airbag incorporado, un sistema de frenado automático y protectores para las piernas. En este artículo de Wikidriver te contaremos más detalles sobre estos tres dispositivos de seguridad pasiva y cómo influirían en la seguridad de los motoristas si se implementaran en los próximos años. 

El proyecto europeo PIONEERS 

Las cifras son crudas y hablan por sí solas: solo en el primer semestre de este año, 124 motoristas perdieron la vida en las carreteras españolas. Por ello, ya hace años que los fabricantes de motocicletas están investigando e incorporando nuevas tecnologías de seguridad que ayuden a evitar accidentes, como sistemas combinados de frenos (frenada ABS y CBS) y de iluminación dinámica, control de tracción, de estabilidad y de presión de los neumáticos. A estos sistemas debemos añadir tres nuevos elementos que se han presentado recientemente en el marco del proyecto europeo PIONEERS, orientado a aumentar la seguridad y reducir la siniestralidad de los motoristas en las carreteras para el 2025. Los tres elementos de seguridad pasiva desarrollados son una chaqueta con airbag incorporado, un sistema de frenado automático y protectores para las piernas. 

El proyecto PIONEERS, que se inició en 2018 y contó con fondos europeos (concretamente, con un presupuesto total de 4,83 millones de euros en el marco del programa Horizon 2020), analizó 1.300 accidentes de moto. Tras la investigación, en la que han participado varias universidades europeas, fabricantes de equipos para motoristas, productores de motocicletas, la DGT, el RACC e IDIADA, entre otros, se señala que, si se implementaran las iniciativas desarrolladas en el marco del estudio, podrían reducirse hasta un 24% las víctimas en accidentes de moto, es decir, salvar 360 vidas en cinco años en el ámbito europeo. Además, adoptar estas medidas también supondría un ahorro de más de 196 millones de euros para las administraciones hasta el año 2025, según las conclusiones de este proyecto. 

abs en motos 1 1024x578 - Seguridad pasiva en motocicletas: el proyecto PIONEERS
Imagen extraída de https://www.racc.es/

Tres sistemas para incrementar la seguridad de los motoristas 

En el proyecto PIONEERS se evaluaron tres dispositivos de seguridad pasiva que, sumados a los accesorios de protección personal (casco, guantes, botas, etc.) y a los elementos de seguridad integrados en el vehículo, podrían reducir significativamente la siniestralidad de los motoristas en las carreteras. A continuación, los repasaremos: 

– frenada automática en motos: este sistema de frenado es de suma importancia puesto que, a pesar de que no evita el accidente, sí que permite reducir 15 km/h la velocidad del impacto, hecho que contribuye a disminuir la gravedad de las lesiones. Según el estudio europeo, si se implantara este sistema de frenado automático, se podría reducir un 24% el número de víctimas mortales, un 17% los motoristas con lesiones graves y un 19% con heridas leves. Asimismo, se calcula que si este dispositivo se instalara en el 15% de las motos, en los próximos cinco años podrían salvarse las vidas de unos 250 motoristas en Europa  

– chaquetas con airbags: los airbags para motoristas son otro de los elementos esenciales para reducir el riesgo de sufrir un accidente grave o mortal en moto. De los 1.300 accidentes analizados en el proyecto europeo, 382 motoristas sufrieron lesiones en el tórax y es que esta es una de las partes del cuerpo que más sufren en caso de accidente, juntamente con la cabeza y las extremidades inferiores y superiores. Por ello, en el estudio se testó un chaleco o chaqueta con airbag incorporado y, como en el caso anterior, los resultados fueron concluyentes: teniendo en cuenta diferentes escenarios y en función de la velocidad del impacto, si se usara este dispositivo, se conseguiría reducir las muertes en un 8%, las lesiones graves en un 12% y, las leves, en un 4%. Además, si un 25% de los motoristas llevara esta chaqueta, podrían salvarse unas 110 vidas en Europa en cinco años 

– protectores para las piernas: tal como acabamos de comentar, otra de las lesiones más habituales en los motoristas son los traumatismos en las extremidades inferiores (concretamente, 81 de los 1.300 motoristas accidentados que se tomaron como base del estudio resultaron heridos en las piernas). En consecuencia, el proyecto PIONEERS testó protectores para las extremidades inferiores y se determinó que es un sistema eficiente en caso de velocidades de impacto bajas (hasta 15 km/h) y medianas (entre 15 km/h y 30 km/h). Aunque estos sistemas de protección aún deben seguir desarrollándose y probándose, se concluyó que podrían llegar a reducir hasta un 78% las lesiones graves que afectan a las piernas. 

Además de estas conclusiones, el estudio también reclamó a las administraciones locales y europeas más inversión en investigación y desarrollo de soluciones de protección pasiva para motoristas, cambios en los métodos de prueba y homologación de estos dispositivos para adaptarlos a la realidad de los accidentes y, sobre todo, campañas de concienciación y promoción para incentivar el uso de estos elementos de seguridad. 

Y, para concluir el artículo, una reflexión final: en España circulan más de tres millones de vehículos de dos ruedas, una cifra que representa un aumento de medio millón de unidades en los últimos diez años. Si a esto le sumamos que, tras la pandemia, la accidentalidad en los motoristas se ha disparado de manera significativa, parece imperativo hacer todo lo posible para reducir el número de accidentes en la carretera. Las cifras del estudio europeo han demostrado que la efectividad de los sistemas de seguridad pasiva podría traducirse en salvar muchas vidas en los próximos años, así que el camino parece claro: inversión, investigación y adopción de cualquier sistema que evite muertes en la carretera.