• Inicio
  • Trending
  • ‘Obrim Carrers’: nueva iniciativa sostenible en Barcelona
Búsqueda
Passeig de Gràcia, Barcelona

‘Obrim Carrers’: nueva iniciativa sostenible en Barcelona

Después de la implementación de la normativa de las Zonas de Bajas Emisiones el 1 de enero de 2020, Barcelona sigue con el compromiso de promover la conservación del medio ambiente y su objetivo de crear una ciudad sostenible con un nuevo proyecto: ‘Obrim Carrers. La campaña municipal trata de aprovechar el cierre de algunas calles de la ciudad condal en el primer fin de semana de cada mes para disfrutarlas como espacios de paseos, de estancia y de ocio.

Si bien esta medida afecta el tráfico y comportará cambios y alteraciones en las zonas cortadas, Barcelona cuenta con alternativas y otras opciones de transporte para que los conductores habituales que transitan estas calles no se vean afectados. Desde Wikidriver te traemos toda la información sobre esta nueva iniciativa sostenible y como poder aprovecharla.

El proyecto ‘Obrim Carrers’ se ejecutó por primera vez el pasado 1 de febrero. Fueron las calles de la Vía Laietana y de Gran de Gràcia (entre la plaza Nicolás Salmerón y la calle Nil Fabra) las que impidieron la entrada de vehículos, tanto privados como públicos, durante el sábado, de 17h a 21h, y el domingo de 10h a 15h.

Para la gente que por trabajo u otras circunstancias, regularmente, transitan por estas calles, los cortes no supusieron ningún problema. Con la extensa red de transporte público que recorre la ciudad condal y la gran disposición de parkings públicos que hay alrededor de las zonas afectadas, las personas que se desplazan en su vehículo privado pueden estacionar en los aparcamientos cercanos a su destino, y bien andar o coger el transporte público hasta su destino.

Por lo tanto, y tras el éxito del primer fin de semana de la puesta en marcha de la iniciativa, los próximos cortes de tráfico se darán; el sábado 7 de marzo por la tarde, en el eje Creu Coberta – Calle de Sants (entre Plaza España y la Calle Arizala), y el domingo 8 de marzo por la mañana en la Calle Aragón (entre la calle Tarragona y la Avenida Meridiana). La idea es que la ciudadanía disfrute de una zona amplia, sin ruido y sin humos para pasear con la familia y amigos. Tanto niños como adultos podrán hacer uso del espacio para ir en bici o patines, jugar al ping pong, leer, bailar y disfrutar de las diferentes actividades que se celebrarán durante los fines de semana.

El cierre de estas calles ha sido bien recibido por parte de los conductores, gracias a las distintas opciones de transporte y alternativas y, por supuesto, por parte de los peatones y comerciantes. La mayoría de los establecimientos afirman que que esta iniciativa atrae a mucha más gente. Creen que el hecho de que no hayan coches ni tránsito al que prestar atención hace que las personas vayan más relajadas y se detengan a mirar los escaparates y a entrar en los comercios.

Así pues, se cumple con el objetivo final de esta medida sostenible: que las principales vías de cada distrito lleguen a ser peatonales, sin perjudicar el tránsito de la ciudad condal. A partir de ahora,  el número de calles cortadas cada primer fin de semana de mes irá aumentando hasta llegar a un total de 10 calles troncales y bien conectadas con el resto de la ciudad, hasta que finalice el año.

Para más información sobre cómo Barcelona, Madrid y el resto de ciudades españolas están fomentando la movilidad sostenible a través de normativas y proyectos municipales sustentables, échale un vistazo a nuestro blog.