• Inicio
  • Movilidad
  • 4 razones para hacer de la movilidad sostenible un hábito diario

4 razones para hacer de la movilidad sostenible un hábito diario

Para muchas grandes ciudades, la movilidad se ha convertido en uno de los principales problemas que siguen generando altos índices de contaminación. Alcanzar, en este aspecto, espacios más sostenibles, eficientes, accesibles y limpios es el gran reto para todos los países cuyo medioambiente y la lucha contra el cambio climático se han convertido en prioridad para sus gobernantes y para los propios ciudadanos. Aunque queda mucho por hacer y por lograr, existen pequeñas acciones que hacen un gran cambio, por ello desde Wikidriver queremos compartirte siete razones para hacer de la movilidad sostenible un hábito diario en tu vida. ¿Te animas? ¡Sigue leyendo!

Tres meses de confinamiento han sido suficientes para darle un respiro a la tierra. De acuerdo con la Agencia Espacial Europea, producto del distanciamiento social motivado por el coronavirus, se han logrado reducir significativamente los niveles de dióxido de nitrógeno, el peligroso contaminante que, entre otras cosas, afecta la calidad del aire que respiramos. Este hecho lo refuerza el Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, que establece que tanto el confinamiento como la disminución de la actividad han permitido lograr una reducción de la contaminación por tráfico en un 68% en Madrid y en un 65% en Barcelona. ¡Una gran noticia que nos alienta a seguir manteniendo esos hábitos que tuvimos que adoptar a la fuerza hace algunos meses!

1.     Reducción de la contaminación ambiental. Esta es una de las principales razones por las que deberías motivarte a incluir en tu rutina diaria hábitos de movilidad sostenible. El transporte es uno de los principales responsables de las emisiones de CO2, por lo que cambiar tu forma de desplazarte es fundamental para erradicar su efecto. Haz un uso responsable de los medios de transporte y opta por desplazarte en coche  o moto eléctrica siempre que te sea posible. También puedes probar con otros medios de transporte ecológicos como las bicicletas o los patinetes.

2.     Disminución del ruido. ¿Has considerado pasarte a la movilidad eléctrica y “cero emisiones”? De acuerdo con la Sociedad Española de Acústica (SEA), el ruido es uno de los agentes contaminantes con más impacto sobre la salud del ser humano después de la polución del aire, por lo que representa también una de las problemáticas que más preocupa a las grandes ciudades.

3.     Una alternativa al problema del aparcamiento. Las grandes ciudades ahora se enfrentan a otro reto importante: delimitar las áreas de estacionamiento para vehículos particulares y asignar más recursos y espacio para transportes menos convencionales como las bicicletas, patinetes, coches y motos eléctricas, y así fomentar su uso. No obstante, si tienes problemas para aparcar tu coche, siempre tienes la posibilidad de reservar una plaza de parking online y hacer uso de un aparcamiento subterráneo donde puedas cargar tu vehículo eléctrico y aparcar sin problemas.

4.     Ciudades más verdes. ¡Y más bonitas también! A medida que la micromovilidad y que los vehículos sostenibles ganen terreno, las ciudades se irán tornando más verdes y agradables. Sin duda, apostar por más parques y menos asfalto es sinónimo de calidad de vida y bienestar para todos.

¿Te animas a hacer un pequeño cambio a partir de hoy? ¡Todo suma cuando se trata de cuidar nuestro planeta!