Búsqueda
bicicletas electricas conectadas

Bicicletas eléctricas conectadas: la revolución sobre 2 ruedas

En los últimos años nos hemos acostumbrado a hacer cada vez más cosas con nuestro smartphone: más allá de utilizarlo como teléfono, ahora también lo usamos como GPS, como herramienta de trabajo para hacer reuniones virtuales, para visualizar cartas de restaurantes, o para pagar en los comercios, por citar algunos ejemplos. Pero además de todo esto, muy pronto también podremos utilizarlo para conectar nuestra bici eléctrica y disfrutar de una nueva experiencia de conducción. Gracias a la app eFlow, desarrollada por la eBike Systems de Bosch, la división de bicicletas eléctricas de la marca alemana, podremos cambiar y ampliar la manera de ir en bici eléctrica y estar siempre conectados digitalmente. En este artículo de Wikidriver te contaremos todos los detalles de esta nueva aplicación, así que si eres un amante de las dos ruedas, ¡no puedes perderte este artículo!  

Innovación al servicio de las bicicletas eléctricas 

Bosch eBike Systems es uno de los principales proveedores mundiales de componentes para bicicletas eléctricas y, como otros competidores del sector, sabe que la clave del progreso y del éxito pasa por la innovación. Por ello, en otoño del año pasado presentó las novedades para este 2022, concretamente, su revolucionario smart system, un sistema inteligente basado en la conectividad de la bicicleta al teléfono móvil para registrar la actividad realizada, manejar la bicicleta cómodamente y mejorar la experiencia del usuario. 

El smart system es un sistema compuesto de varios componentes (control remoto, monitor, batería y motor) que se interrelacionan a través de una misma aplicación, la eBike Flow. Usarla es muy sencillo: los usuarios deberán registrarse en la app y la bicicleta se conectará automáticamente a ella; a continuación, la eFlow aparecerá en la pantalla de inicio del smartphone y mostrará información importante, como el nivel de carga de la batería, la próxima fecha de revisión o el total de kilómetros recorridos; si todo está en orden, solo nos faltará ajustar la bici a nuestras preferencias y ya podremos empezar a pedalear. A través del smart system, la compañía alemana busca combinar la experiencia física de ir en bici con la experiencia digital de utilizar las apps de nuestro teléfono móvil, tanto si usamos la bici para desplazamientos urbanos o para hacer excursiones y rutas por la montaña.

bicicletas electricas conectadas 1 1024x683 - Bicicletas eléctricas conectadas: la revolución sobre 2 ruedas

Las claves del smart system: la conectividad y la personalización

Tal como hemos comentado anteriormente, una de las claves del smart system es la conectividad: mediante la conexión de la bici al smartphone, una vez que el usuario empieza a pedalear, todos la actividad realizada se registra en la app (kilómetros recorridos, velocidad media, tiempo empleado, etc.) para poder consultarla a posteriori; además, también se pueden compartir datos con la app Health de Apple en caso de tener un iPhone y la firma ya ha anunciado que está trabajando para hacerla compatible con otras apps de salud similares. 

Y si uno de los pilares del proyecto de eBike Systems es la conectividad, sin duda el otro es la personalización. Bosch busca que cada usuario sienta que la bici se adapta a sus necesidades, consiguiendo cambiar la manera tradicional de ir en bici eléctrica y creando una experiencia única. Así, el usuario puede adaptar la bici a sus preferencias escogiendo el nivel de apoyo y la velocidad máxima de los distintos modos de conducción, el tipo de aceleración al empezar el pedaleo y el par máximo (fuerza del motor en ciertos giros). 

El smart system y sus 4 componentes 

Para conseguir esta personalización y mejorar la experiencia del usuario, el smart system se basa en cuatro componentes que a continuación analizaremos: 

– LED remote: es el control remoto que se coloca en el manillar y que muestra de un vistazo la información esencial para ir en bici a través de luces LED. De este modo, podemos conocer el nivel de carga de la batería y el modo de conducción seleccionado, y pedir al motor un empuje extra con el walk assistance en caso de subidas pronunciadas. Además, si la bicicleta está equipada con un pequeño ordenador a bordo en forma de monitor (el KIOX 300), el control remoto LED del manillar nos permitirá manejarlo de forma rápida y sencilla 

– KIOX 300: es una pantalla de reducidas dimensiones que nos muestra la actividad realizada (ideal en caso de entrenamientos deportivos) y permite un manejo intuitivo, además de una lectura fácil  

– PowerTube 750: buque insignia de la marca, la batería de iones de litio de 750 vatios-hora tiene suficiente potencia para rutas largas y fuertes pendientes y permite un 20% más de autonomía aproximadamente que la PowerTube 625. Puede recargarse a través de un enchufe situado en la misma base de la bici, o bien extraerse y cargarse con un enchufe convencional en casa, en el trabajo, etc.  

– Drive Unit Performance Line CX: con un diseño ergonómico y minimalista, el motor desarrollado por Bosch se adapta a toda clase de terrenos y de conductores. Así, tiene cinco modos de conducción (eco, sport, turbo, tour, tour+ y eMTB), que se adaptarán a las necesidades de conducción y permitirán ahorrar energía, hacer entrenos deportivos o tranquilos paseos urbanos. Si somos aficionados a la Mountain Bike, el potente motor de 85 Nm nos facilitará el arranque de la bici en pendientes, fuertes aceleraciones tras curvas cerradas y obstáculos y rápidos esprints.  

Un apunte importante es que todos estos componentes podrán actualizarse constantemente mediante Bluetooth gracias a la app eBike Flow, de modo que podremos tenerla siempre actualizada y dispondremos de más opciones, incluso después de haberla comprado. 

Resumiendo, en este artículo hemos visto como la innovación en el mundo de las dos ruedas no solo pasa por nuevos diseños y prácticas soluciones (por ejemplo, bicis plegables que caben en una mochila), sino también por apps integrales como la de Bosch que aprovechan las ventajas de la digitalización para mejorar y redimensionar la experiencia de ir en bici.