ZBE de Barcelona 2022: los coches con etiqueta B podrán seguir circulando

  • Inicio
  • Movilidad
  • ZBE de Barcelona 2022: los coches con etiqueta B podrán seguir circulando
Búsqueda

Actualización 2022: Esta área de circulación restringida está pendiente de que se anule de forma definitiva tal como dictó el TSJC recientemente a menos de que el recurso del Ayuntamiento prospere y se mantenga su aplicación. Hasta entonces la Normativa sigue vigente tal y como se describe en el resto de este artículo.

Tras algunos cambios de parecer, finalmente la Autoridad Metropolitana de Barcelona (AMB) anunció a principios de otoño de 2021 que este año los vehículos con distintivo ambiental Cero emisiones, eco, verde y amarillo podrán seguir circulando sin restricciones por la Zona de Bajas Emisiones de Barcelona. Además, de acuerdo con las moratorias fijadas, las furgonetas, autobuses y autocares (M3) destinados al transporte colectivo de pasajeros sin distintivo ambiental de la DGT también podrán seguir transitando en esta área hasta el 30 de junio de 2022. Si tienes dudas sobre si tu vehículo podrá entrar o no en la ZBE durante el 2022, en este artículo de Wikidriver intentaremos aclarártelas para que conozcas bien la normativa y no te expongas a sanciones innecesarias. Así que, ¡atento, porque empezamos!  

Giro de 180 grados de la AMB  

Por fin está claro: los coches con etiqueta amarilla, es decir, los calificados como B por la DGT, podrán seguir circulando por la ZBE Rondas BCN este año 2022, juntamente con los vehículos con distintivo ambiental azul (Cero emisiones), azul y verde (eco) y verde (C). A pesar de que antes del verano parecía que la AMB estaba dispuesta a prohibir la circulación de los turismos con etiqueta B en la ZBE a partir del 1 de enero de 2022, finalmente decidió echar el freno y aplazar esta decisión.  

En consecuencia, de acuerdo con las ordenanzas municipales aprobadas por los municipios metropolitanos que integran la ZBE Rondas de Barcelona (Barcelona, Cornellà de Llobregat, Esplugues de Llobregat, l’Hospitalet de Llobregat y Sant Adrià de Besòs) durante el año recién estrenado los vehículos citados anteriormente podrán circular por esta área de 95 km² de lunes a viernes laborables, de 7 a 20 h. También podrán transitar por las rondas (Ronda de Dalt y Ronda Litoral), que están excluidas del perímetro delimitado, y por las salidas de las rondas con acceso directo a la ZBE.  

Igualmente, las furgonetas, autobuses y autocares (M3) destinados al transporte colectivo de pasajeros anteriores a la norma Euro 4 (matriculados habitualmente antes de 2006 o 2007), o sea, aquellos sin la etiqueta ambiental de la DGT, también podrán seguir circulando en la ZBE hasta el 30 de junio de 2022, fecha en que culminará la implementación de la ZBE y en la cual deberán adecuarse a la normativa como el resto de vehículos.   

Permisos excepcionales para los vehículos sin distintivo 

¿Y qué pasa con aquellos turismos que no tienen ningún distintivo ambiental y que no entran en la categoría anterior (es decir, que no son furgonetas, autobuses, ni autocares) pero que quieran acceder a la ZBE de lunes a viernes en horario laborable? Pues deberán seguir solicitando un consentimiento excepcional, previo registro en la plataforma de autorizaciones y pago de una tasa de 2 euros diarios. Los conductores de estos vehículos podrán pedir hasta 10 permisos para circular por la ZBE de Barcelona en un año. Así, si por ejemplo deben desplazarse a la ciudad condal para pasar la ITV, acudir por una emergencia sanitaria u otro motivo excepcional, podrán hacerlo siguiendo este procedimiento. 

Si, en cambio, infringen la ley y acceden a la ZBE sin solicitar estos permisos, las autoridades podrán multarles con una sanción mínima de 100 euros, y no solo una vez, sino que podrán hacerlo 90 minutos después de cada infracción. Están exentos de cumplir con la normativa de la ZBE los vehículos de personas con movilidad reducida, servicios esenciales o emergencias sin distintivo ambiental de la DGT. 

zbe barcelona 2022 1 1024x768 - ZBE de Barcelona 2022: los coches con etiqueta B podrán seguir circulando
Imagen extraída de: https://www.amb.cat/

La ZBE, el modelo a seguir en el resto de España 

Desde el lanzamiento de ZBE en 2020, se ha reducido la circulación de los coches más contaminantes para mejorar la calidad del aire en el área metropolitana de Barcelona y renovar el parque automovilístico. Concretamente, y según los datos obtenidos hasta 2021, desde que se anunció la medida en 2017 hasta el año pasado, el factor medio de emisión de la flota de vehículos que circulan por la ciudad se redujo en un 20% el caso de las PM10 (pequeñas partículas sólidas o líquidas suspendidas en el aire tóxicas para el organismo) y en un 50% en el caso de dióxido de nitrógeno (NO2).  

De hecho, los buenos resultados alcanzados con la restricción a los vehículos más contaminantes han hecho que la Zona de Bajas Emisiones de Barcelona se tome como modelo para implementarlo en el resto de España en los próximos años. La ZBE, que fue pionera en el Estado español y es la más grande del sur de Europa (incluye a casi dos millones de habitantes), será el ejemplo a imitar en 149 ciudades españolas de más de 50.000 habitantes. Estas poblaciones deberán crear zonas de bajas emisiones antes de 2023 para disminuir la contaminación ambiental derivada del tráfico rodado, de acuerdo con la Ley de Cambio Climático y Transición Energética aprobada el año pasado. Esta medida permitirá una mejora de la calidad de vida para los 24 millones de ciudadanos que hoy en día respiran aire contaminado, el 52% de la población española.  

En el resto de Europa, la mayoría de países ya hace algunos años que también han establecido zonas de bajas emisiones en sus centros urbanos, donde se limita el acceso a los vehículos más contaminantes. Grandes ciudades europeas como Londres, París, Milán o Rotterdam con un gran volumen de tráfico y, por ende, con altos niveles de contaminación atmosférica, han puesto en marcha estas restricciones de circulación para intentar reducir las más de 400.000 muertes prematuras que se registran anualmente en Europa por esta causa. Desde el año 2000, las emisiones de contaminantes atmosféricos clave se han reducido de manera significativa, si bien aún queda mucho por hacer.