¿Qué peajes desaparecen en Cataluña en 2021?

Búsqueda

Durante décadas, ha sido una de las reivindicaciones más largas de usuarios, transportistas y vecinos de Cataluña, pero desde el pasado 1 de septiembre ya no hay que pagar por utilizar algunas vías rápidas en esta comunidad autónoma. Concretamente, cuatro autopistas han dejado de ser de pago en Cataluña debido al fin de la concesión y ya se puede circular por ellas libremente. En este artículo de Wikidriver te contaremos cuáles son, qué tramos comprenden y cómo queda el mapa de las autopistas de peaje en España después del levantamiento de las barreras en Cataluña.  

Peajes que han desaparecido  

Desde el 1 de septiembre, el Estado ha suprimido los peajes en vías con un tráfico muy elevado (tanto de turismos como de vehículos pesados) que cruzan el país por varios puntos. A continuación, detallamos qué peajes han desaparecido y los tramos de vías que comprenden: 

– AP-2: tramo entre Alfajarín (Zaragoza) y el Vendrell (Tarragona). 215 km. Precio del peaje: 20,65 € 

– AP-7: tramo entre la Jonquera (Girona) y Salou (Tarragona). 245 km. Precio del peaje: 28,85 €. Montmeló- El Papiol, municipios de Barcelona. 31 km. Precio del peaje: 2,60 € 

– C-32: Autopista del Maresme. Barcelona-Lloret de Mar (Gerona). 77 km. Precio del peaje: 4,93 € 

– C-33: Barcelona-Montmeló. 15 km. Precio del peaje: 1,12 €  

Traducido a cifras, el levantamiento de peajes en estas cuatro autopistas permitirá circular por 600 kilómetros de vías sin tener que abonar ningún importe, aunque las cabinas de peaje seguirán formando parte del paisaje viario catalán hasta que no se retiren. De todos los peajes suprimidos, tiene un especial simbolismo el de C-32, ya que se trata del peaje más antiguo de España (se instauró en el año 1969). Como sucedió con las otras tres autopistas liberadas, los contratos de concesión fueron firmados entre 1967 y 1974 por una duración estimada de 38 años; sin embargo, a lo largo de los años estos acuerdos se han ido ampliando numerosas veces, hasta llegar casi a los 55 años de explotación.  

El fin de estas concesiones implica que, a partir de ahora, las administraciones se hagan cargo de estas infraestructuras. A través del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, el gobierno español sufragará los costes de conservación y mantenimiento de dos de estas vías (la AP-2 y la AP-7), mientras que la Generalitat de Cataluña gestionará los de la C-32 y C-33.  

Vías que se añaden a otras ya gratuitas 

Desde el 1 de enero de 2020, el Gobierno levantó los peajes en el tramo de la AP-7 entre de Salou y Alicante (correspondiente a 446 kilómetros de autopista) y lo mismo hizo en la AP-4 entre Dos Hermanas (Sevilla) y Puerto Real (Cádiz). El 1 de diciembre de 2018, también suprimió la obligatoriedad de pagar en el tramo que une Armión (Álava) y Burgos en la AP-1, la Autopista del Norte.

INTERIOR 5 1024x512 - ¿Qué peajes desaparecen en Cataluña en 2021?

Vías que siguen siendo de pago 

La gratuidad de las cuatro autopistas ha sido muy bien acogida en Cataluña, especialmente, por los transportistas (el sector calcula que ahorrará 800 millones de euros anuales en peajes) y el conjunto de la ciudadanía. A pesar de ello, siguen quedando vías de pago de titularidad autonómica en el territorio catalán y aún faltan algunos años para que terminen las concesiones. Concretamente, las autopistas con peaje que siguen manteniéndose son las siguientes: 

– C-32 tramo sur (Castelldefels-El Vendrell), en la que se encuentran los túneles del Garraf. Fin de la concesión: 2039 

– C-16 Túneles de Vallvidrera. Fin de la concesión: 2037 

– C-16 Túneles del Cadí. Fin de la concesión: 2037 

– C-16 Sant Cugat-Terrassa-Manresa. Fin de la concesión: 2037 

Estas vías rápidas con peajes en Cataluña se añaden al resto de infraestructuras viarias de pago del Estado (puedes consultar las tarifas 2021 de las autopistas con peaje aquí). La red de carreteras estatal se compone de 12.035 kilómetros de autovías y autopistas –dejando a un lado las que administran ciertas comunidades autónomas–), de los cuales 1.514 km son de pago. Las detallamos a continuación, así como el año en que finaliza su concesión: 

– AP-68 Bilbao-Zaragoza. Fin de la concesión: 2026 

– AP-66 Campomanes-León. Fin de la concesión: 2050 

– AP-71 León-Astarga. Fin de la concesión: 2055 

– AP-61 Segovia-San Rafael. Fin de la concesión: variable entre 2031 y 2036 

– AP-7 Málaga-Estepona. Fin de la concesión: 2046 

– AP-7 Estepona-Guadiaro. Fin de la concesión: 2054 

– AP-7 Alicante-Cartagena. Fin de la concesión: 2048 

– AP-7 Cartagena-Vera. Fin de la concesión: 2040 

– AP-9 Ferrol-Frontera con Portugal (Tuy). Fin de la concesión: 2048 

– AP-53 Santiago de Compostela- Alto de Santo Domingo. Fin de la concesión: 2074 

– AP-46 Alto de las Pedrizas-Málaga. Fin de la concesión: 2044 

– AP-51 Ávila-Villacastín. Fin de la concesión: variable entre 2031 y 2036 

– AP-66 Villalba-Villacastín- Adanero. Fin de la concesión: 2029

Así pues, si aún habrá que esperar algunos años en Cataluña para poder circular libremente por las autopistas de pago, el fin de las concesiones en el resto de vías del Estado (siempre que no se produzcan ampliaciones de dichos contratos) queda aún más lejos. Una buena opción para evitar tener que rascarnos demasiado el bolsillo y evitar estas vías es optar por carreteras secundarias, o bien circular a partir de medianoche en algunas autopistas de peaje (gratuitas entre las 00.00 y las 6:00 h).