• Inicio
  • Movilidad
  • Cuánto cuesta recargar un coche eléctrico en un punto de recarga público y otros consejos
Búsqueda
Coche eléctrico

Cuánto cuesta recargar un coche eléctrico en un punto de recarga público y otros consejos

La movilidad sostenible se ha convertido, para muchos usuarios, en un estilo de vida. Cuidar del medioambiente y apostar por hábitos más limpios y ecológicos es una cuestión que no importa solo a las entidades públicas, sino también a la empresa privada y a la sociedad en general. El coche eléctrico se ha convertido en la opción favorita de muchos conductores que pretenden ser respetuosos con el planeta y, por qué no decirlo, ahorrarse unos cuantos euros en mantenimiento y combustible.

Ahora bien, la gran pregunta que muchas personas se hacen frente a la duda de comprar o no un vehículo cero emisiones es cuánto cuesta recargar un coche eléctrico. La respuesta es muy variable, pero desde wikidriver intentaremos despejar tus principales dudas. ¡Toma nota!

¿Cuánto cuesta recargar un coche eléctrico en España?

En términos generales, podemos decir que poner en marcha un vehículo ecológico es bastante más económico que llenar el depósito de un automóvil de combustión. Pero ¿cuál es el coste de recarga de un coche eléctrico? La realidad es que esta pregunta tiene varias respuestas. Todas dependen de muchos factores y no todos los podemos controlar.

En España hay muchísimas opciones de puntos públicos de carga eléctrica. No obstante, determinar una tarifa estándar es muy difícil, puesto que puede variar considerablemente en función del tipo de carga, la ubicación de la estación y del propio operador. La hora del día que escojamos también podrá determinar cuánto vale cargar un coche eléctrico.

En términos generales, podríamos decir que el precio promedio por kWh es de unos 0,50 euros si cargamos nuestro coche en un punto público. Sin embargo, es posible encontrar tarifas como las de Tesla, que comienzan desde 0,29 euros/kWh, aunque solo se pueden beneficiar de ella los usuarios de la marca. Por otro lado, existen otras redes de alta potencia que apuestan por los viajes de larga distancia. Aun así, sus precios son más elevados y pueden llegar a alcanzar los 0,79 euros por kWh para quienes no sean suscriptores.

¿Cómo se carga un coche eléctrico?

Antes de cambiarte a la movilidad eléctrica, no solo conviene que sepas cuánto cuesta recargar un coche ecológico, sino también cómo funciona el proceso de carga de la batería. De manera sencilla, podríamos decir que recargar un automóvil eléctrico es igual o muy similar a cualquier otro dispositivo electrónico. Eso sí, existen otros aspectos que marcan algunas diferencias.

Lo primero que debes saber es que hay distintos tipos de carga (lenta, semirrápida y rápida), así como diferentes opciones de conectores. A esto, desde luego, hay que sumar el tipo de uso que le damos al coche, cuestión que determinará la frecuencia de cargas y que afectará, en mayor o menor medida, el coste que asumiremos por recargar nuestro coche eléctrico.

Es imprescindible contar con un punto de recarga para enchufar el vehículo, por lo que, en función de dónde cargues la batería, necesitarás o no un enchufe convencional doméstico, como el conector Schuko de 16 A. Este, aunque no es el más conveniente para cargas largas durante la noche, permite que el coche acumule energía si se tiene una toma de tierra adecuada.

A pesar de que no es tan económico, optar por un sistema de carga inteligente fijo, como el Wallbox, puede garantizar una carga más veloz y eficiente. Te puede costar entre 600 y 1200 euros y será necesario contratar la mano de obra de un electricista, puesto que su instalación puede ser compleja.

Plazas recarga eléctrica Saba 1024x683 - Cuánto cuesta recargar un coche eléctrico en un punto de recarga público y otros consejos

¿Dónde cargar tu coche eléctrico?

Una de las ventajas de comprar un coche eléctrico es que ofrece distintas opciones tanto públicas como privadas para cargar la batería de nuestro vehículo cero emisiones. No obstante, quedan algunos retos por cumplir en materia de infraestructura y desarrollo para dotar de redes de recarga rápidas y económicas a toda la geografía española.

Si utilizas un parking comunitario, es posible instalar un punto de recarga que podrán usar todos los vecinos de una misma zona residencial al habilitar un gestor de carga que identifique a cada usuario y emita facturas individuales. No es necesario solicitar permisos al Ayuntamiento; bastará con solicitar autorización al administrador o presidente de la comunidad.

En promedio, recargar nuestro coche eléctrico en casa puede costarnos unos 0,09 euros el kWh, por lo que, si resides en un domicilio unifamiliar, puedes ahorrarte algo de dinero, siempre que escojas el plan de electricidad adecuado. Lo ideal es que contrates una tarifa por periodos como la 2.0 DHS, que cuenta con tres periodos horarios y va dirigida especialmente a viviendas que realizan su consumo en horarios nocturnos.

Por último, si eres de los que prefiere utilizar los puntos de recarga públicos, ten en cuenta que establecer un precio promedio no es nada sencillo, pues no solo dependerá del tipo de recarga, sino también de si está ubicado en una vía pública, en un centro comercial o en un hotel, y por supuesto, de si lo gestiona una entidad pública o privada.

Aparcar con un coche eléctrico

Cuando pensamos en comprar un coche eléctrico, nos vemos impulsados por distintas razones: ya sea por ahorrar dinero, por ser más respetuosos con el medioambiente, por beneficiarnos de las ayudas que ofrece el gobierno o por las ventajas al momento de aparcar en el núcleo urbano de las grandes ciudades. Aportar por una movilidad sostenible es el gran acierto si queremos cambiar las cosas.

¿Te imaginas dejar aparcado tu coche en un lugar cómodo y aprovechar el tiempo para recargarlo? Grandes empresas colaboran para desarrollar redes de carga mucho más eficientes y acercarlas a más usuarios. Un ejemplo claro es la alianza entre ENDESA X y Saba que, a través de la APP JuicePass, permite programar y gestionar las recargas del vehículo y beneficiarse de un sistema innovador y ágil con una carga semirrápida de 22 kW. Esto significa recargar hasta el 80% de la batería en aproximadamente 1 hora.

Aunque comprar un coche eléctrico puede ser, en algunos casos, más caro que uno de combustión, existe un ahorro importante en mantenimientos, aparcamiento, impuestos y combustible. Además, nos comprometemos con el medioambiente y con el propósito de combatir el problema del cambio climático. ¡Una opción ganadora para todos! ¿Te sumas a una movilidad más limpia y sostenible?