Búsqueda
como limpiar coche

Cómo limpiar un coche de forma fácil

A la hora de limpiar el coche, tenemos varias opciones: desde llevarlo a un túnel de lavado, pasando por contratar un servicio de limpieza en un centro comercial o en nuestro propio garaje gracias a iniciativas innovadoras como Plazy, hasta hacerlo nosotros mismos. Si eres de los que prefiere lavar el coche en casa, pero no sabes cómo hacerlo para que te quedo perfecto sin miedo a estropearlo, en este artículo de Wikidriver te daremos algunos consejos para que lo dejes como nuevo.  

Lo primero que debemos tener claro es que el lavado del coche no debe ser una acción esporádica sino regular, ya que forma parte del mantenimiento del vehículo e incide sobre su vida útil. En segundo lugar, la limpieza debe ser exterior e interior, ya que con el paso del tiempo y la circulación, tanto la carrocería como el habitáculo sufren un desgaste y necesitan un cuidado. Dicho esto, veamos algunos consejos sobre cómo limpiar el coche, desde recomendaciones generales, a otras más concretas para lograr dejarlo impecable: 

– usa productos y utensilios específicos: del mismo modo que no utilizamos cualquier producto para ducharnos o limpiar nuestro hogar, tampoco debemos hacerlo con nuestro coche. Así, es muy importante escoger productos y utensilios específicos para limpiar vehículos, como cepillos para ruedas, hidrolimipiadoras, limpiadoras a vapor y esprays limpiainsectos si tenemos muchos acumulados en el frontal. En caso de utilizar una hidrolimpiadora (pequeña pistola de agua a presión), deberemos hacerlo siempre a la distancia recomendada y no incidir demasiado sobre la misma zona; de lo contrario, podríamos estropear la carrocería 

– elige bien el momento de lavarlo y dónde hacerlo: al contrario de lo que muchos piensan, el coche no puede lavarse a cualquier hora y en cualquier lugar. Hay que evitar limpiarlo en las horas de más calor, ya que la carrocería podría verse dañada por la exposición al sol y quedar marcas del producto aplicado difíciles de quitar. Por ello, es mejor lavarlo a primera hora de la mañana o a última de la tarde y siempre preferiblemente con la luz natural, en vez de artificial. Una buena opción es lavarlo un día húmedo ya que será más fácil eliminar la suciedad más incrustada; también podemos cubrir las zonas más conflictivas con una toalla o sábana vieja mojada previamente y así la suciedad se irá ablandando. En cuanto al secado, nada de dejarlo al sol, pues las altas temperaturas podrían estropear la carrocería; deberemos secarlo con un paño de microfibra o algodón. Recuerda que está prohibido limpiar el coche en la vía pública (es peligroso y la ensucia), de modo que a no ser que tengas un patio trasero en tu casa, lo mejor será ir a una estación de lavado para limpiarlo bien y de forma  

– no frotes la carrocería, límpiala suavemente con un paño de microfibra o algodón (y no una esponja): otro de los errores que debes evitar cometer a la hora de limpiar tu coche a mano es frotar la carrocería, en lugar de limpiarla suavemente con un paño de microfibra o algodón; hay quién utiliza una esponja, pero no es el utensilio idóneo porque puede dejar marcas de agua y del producto aplicado. En cuanto a cómo limpiar, es importante remarcar que nunca hay que hacerlo de forma perpendicular a la carrocería sino en diagonal, empezando de arriba hacia abajo y de un lado hacia el otro 

como limpiar coche 1 1024x582 - Cómo limpiar un coche de forma fácil

– sigue un orden: no laves el coche de cualquier manera, sino que primero limpia el exterior, y luego, el interior. ¿Y por qué parte de la carrocería es mejor empezar? Pues lo primero que hay que hacer es aplicar un prelavado a las zonas que más se ensucian, como las llantas; aquí nos resultará muy útil la hidrolimpiadora o bien una manguera a presión para eliminar la suciedad más adherida. Seguidamente, continúa con los pasos de rueda, los bajos del coche y el frontal, y el resto de la carrocería. En referencia a cómo limpiar el techo del coche, usa una hidrolimpiadora o manguera ayudándote de un taburete o escalera para llegar a todas las zonas  

limpia bien el interior: antes de aplicar ningún producto, empieza por tirar todo aquello que hayas podido acumular en tus últimos viajes o desplazamientos (pañuelos, bolsas de comida, botellas, etc.) y limpia las alfombrillas; no solemos prestarles demasiada atención, pero es importante limpiarlas regularmente porque acumulan mucha suciedad. Si son de tela, se aconseja usar un cepillo y pasar después el aspirador. Si son de goma, es mejor aplicar un chorro de agua caliente a presión. El paso siguiente es aspirar el interior del coche, empezando por las zonas de más difícil acceso; pliegues de los asientos, fondo de los huecos portaobjetos y suelo bajo los pedales, sin olvidarnos de las rejillas de ventilación y del techo, para pasar luego a las superficies generales. También es necesario limpiar las ventanas, insistiendo  especialmente en los cristales delantero y trasero para tener una buena visibilidad. 

Tal y como informan los consejos de limpieza y seguridad de la DGT, hay que pasar un paño sobre las zonas que tocamos mucho, como el salpicadero, el tirador de la puerta, los reposabrazos, la palanca de cambios, el volante y el freno de mano. Para limpiar la tapicería, lo más aconsejable es utilizar primero una limpiadora a vapor y, posteriormente, lavar en seco las telas, o bien usar un limpiador de cuero que nos sirva también para hidratarla. En cuanto a cómo quitar las manchas de aceite del coche (especialmente aquellas que llevan bastante tiempo), puedes aplicar el mismo limpiador de tapicería directamente sobre la mancha o un poco diluido en agua y retirar con una bayeta limpia y seca; recuerda no frotar de forma brusca, sino suavemente para no dañar la tapicería del vehículo  

– dale el toque final para un acabado excelente: si quieres dejar tu coche reluciente tanto por dentro como por fuera, te recomendamos aplicar cera específica para carrocería en el exterior y un producto abrillantador en el interior. Recuerda que solo debes aplicar una fina capa, especialmente si se trata de un producto resbaladizo, ya que podría resultar peligroso si ponemos demasiado sobre el volante, la palanca de cambios y el freno de mano 

Con estos consejos, esperamos haberte dado una guía útil para que sepas cómo hay que lavar el coche a mano, qué productos y utensilios son los adecuados y en qué momentos y lugares es mejor realizar la limpieza. Dicho esto, solo te toca remangarte, comprar todos los productos necesarios ¡y ponerte manos a la obra para dejarlo como nuevo!