Neumáticos sin aire: NPT, la apuesta futurista de Goodyear

Búsqueda

En un sector tan altamente tecnológico como el automovilístico, huelga decir que la innovación es clave para progresar y distinguirse de la competencia. Y por innovación no solo nos referimos a diseños rompedores o a mejoras técnicas en un automóvil, sino también a la evolución y perfeccionamiento de cualquiera de sus elementos, como motores, baterías o neumáticos. Por ello, en la última década marcas como Michelin, Bridgestone, Hankook o Goodyear han estado trabajando en prototipos de ruedas sin aire (en inglés, airless tires), mucho más flexibles, eficientes, seguras y sostenibles que las clásicas gomas con aire. Recientemente, Goodyear presentó su nuevo modelo sin aire Non-Pneumatic-Tire (NPT) para vehículos autónomos de reparto. En este artículo de Wikidriver te daremos todos los detalles de estos neumáticos y te explicaremos por qué podrían tener un gran impacto en el futuro de la automoción. Así que si quieres estar al día de las últimas tendencias del sector, ¡sigue leyendo! 

La alianza Goodyear-Starship, un claro win-win 

Los neumáticos NTP de Goodyear pisan fuerte, y nunca más bien dicho. Presentados con prometedores resultados en la última edición del Consumer Electronic Show (CES), la mayor feria electrónica mundial celebrada en Las Vegas, Nevada, tuvieron una excelente acogida y Goodyear ya ha llegado a un acuerdo con la empresa Starship, dedicada a la distribución de paquetería y alimentación con pequeños vehículos autónomos, para equipar su flota de más de 1.000 robots autónomos de reparto.   

Actualmente, ambas compañías están testando estos neumáticos en la Universidad Estatal de Bowling Green (Ohio) y no es casual que sea aquí porque en este Estado americano Goodyear tiene uno de sus dos centros mundiales de innovación. Según un comunicado de la empresa americana, los primeros datos de las pruebas realizadas en los vehículos autónomos han mostrado buenos resultados en relación al desgaste de la banda de rodadura, el frenado y la amortiguación de las vibraciones, algo que valoran muy positivamente en Starship ya que sus vehículos deben funcionar las 24 horas del día y adaptarse a cualquier tipo de condiciones meteorológicas y superficies. Con esta alianza, Goodyear extiende el uso de su tecnología de neumáticos sin aire a nuevas formas de movilidad y Starship espera poder reducir el mantenimiento de los neumáticos de sus robots y ahorrar costes; un claro win-win.  

Pero no se trata solo de una colaboración puntual, sino que Goodyear pretende revolucionar por completo el sector automovilístico: la empresa se ha propuesto lograr la producción en serie de este tipo de neumáticos, los primeros del mercado fabricados con materiales totalmente sostenibles y que no necesitan ningún tipo de mantenimiento. Con esta acción, el fabricante norteamericano busca pasar de los prototipos desarrollados por sus competidores a la fabricación de neumáticos sin aire a gran escala y liderar así la producción de este innovador producto. 

NTP neumaticos sin aire 1 1024x576 - Neumáticos sin aire: NPT, la apuesta futurista de Goodyear
Imagen extraída de la página web de InsideEVs

Antecedentes de neumáticos sin aire 

Es la primera vez que Goodyear aplica sus neumáticos sin aire a vehículos autónomos de reparto, pero lo cierto es que ya lleva años desarrollando este tipo de gomas. En los últimos cuatro años, Goodyear y Local Motors han estado realizando pruebas con NPT con muy buenos resultados en una lanzadera de la Autoridad de Transporte de Jacksonville (ATJ), en Florida. Igualmente, el año pasado Goodyear testó estos neumáticos sin aire en un modelo Tesla Model 3 y, según la compañía, los neumáticos reaccionaron bien a las pruebas realizadas, con fuertes aceleraciones y deceleraciones, cambios bruscos y velocidades de hasta 88 km/h. 

Además de esta firma norteamericana, otras empresas del sector como Hankook, Bridgestone o Michelin también llevan tiempo trabajando en esta tecnología. Como Goodyear, el fabricante surcoreano Hankook presentó en el CES 2022 la última versión de sus i-Flex, fruto de la colaboración con Hyundai; se trata de los neumáticos sin aire que están desarrollando desde 2010 y que esperan incluir en los vehículos autónomos que están perfeccionando. 

En 2020, Bridgestone también dio a conocer la segunda generación de sus gomas sin aire Air Free con la intención, según la compañía, de abastecer no solo a coches sino también a otros tipos de vehículos, como bicicletas y camiones. Otra de los principales empresas del sector que lleva más de una década tras esta tecnología es Michelin: en la feria IAA Mobility del año pasado en Múnich presentaron sus Uptis (Unique Puncture-Proof Tire System o Sistema Único de Neumáticos a Prueba de Pinchazos, por sus siglas en inglés) en un vehículo con pasajeros por primera vez y, si cumplen con el calendario previsto, en 2024 podrían empezar a comercializar los neumáticos en Estados Unidos de la mano de General Motors.  

Ventajas de los neumáticos sin aire vs. los neumáticos con aire 

A lo largo de todo el artículo hemos hablado del gran empeño que los principales fabricantes de neumáticos están poniendo hace décadas en desarrollar gomas sin aire, pero ¿qué ventajas ofrecen exactamente en comparación con los tradicionales? A continuación, repasaremos sus características esenciales: 

más eficientes energéticamente: como los neumáticos sin aire necesitan muy poco mantenimiento (ya no hace falta saber cómo cambiar las ruedas del coche, ni comprobar su presión regularmente, por ejemplo), son mucho más eficientes, hecho que se traduce en un importante ahorro para el conductor  

más flexibles y resistentes: en caso de impacto, las gomas sin aire se adaptan mejor a los movimientos bruscos y ofrecen mayor resistencia 

más seguros: este tipo de ruedas ofrecen siempre el mejor comportamiento, ya que no se pinchan, ni sufren los desgastes derivados de una presión inadecuada. En consecuencia, ofrecen un excelente agarre al pavimento y una conducción suave, sin rebotes ni ruidos 

vida útil más larga: como no necesitan mantenimiento ni se deterioran como los neumáticos con aire a lo largo de los años, duran más tiempo  

más sostenibles: este tipo de gomas están fabricadas con materiales reciclados que también pueden reutilizarse de nuevo cuando deben sustituirse por cambio de estación o desgaste, extendiendo así el ciclo de vida de estos productos según los principios de la economía circular. 

Resumiendo, en este artículo hemos analizado en qué consisten los neumáticos sin aire y hemos repasado los esfuerzos de los principales fabricantes del mercado para desarrollarlos y empezar a fabricarlos a gran escala. De momento, Goodyear ha pasado de los prototipos a ejemplos reales como los NPT para vehículos autónomos de reparto, pero aún está por ver cuándo la fabricación en serie de este tipo de innovadoras ruedas verá la luz. ¿Será en 2024, tal como vaticina Michelin, o aún deberemos esperar algunos años más?