• Inicio
  • Trending
  • La nueva normativa europea sobre homologación de vehículos
Búsqueda

La nueva normativa europea sobre homologación de vehículos

Carreteras más seguras y una movilidad mucho más respetuosa con el medio ambiente, son las prioridades de la nueva normativa europea sobre la homologación de vehículos que, entre otras cosas, busca reforzar las medidas de vigilancia y fiscalización del mercado de automóviles. La nueva reforma pretende mejorar la calidad de los controles y reforzar la independencia de los procesos de homologación en la industria. Desde Wikidriver te explicamos las modificaciones que han comenzado a regir a partir del 1 de septiembre de 2020 en toda la Unión Europea. ¡Presta atención y toma nota!

¿Qué se entiende por homologación europea?

Cuando hablamos de “homologación”, nos referimos a un procedimiento aplicado por un estado miembro de la Unión Europea para certificar que un tipo de vehículo, sistema, componente o unidad técnica independiente cumple con todos los requisitos técnicos y con las disposiciones administrativas. Para llevar a cabo estas comprobaciones se realizan una serie de ensayos y validaciones que permiten verificar el cumplimiento de un conjunto de normas respecto a la protección del medio ambiente, la seguridad activa y pasiva y los requisitos de fabricación.

España, se rige por la normativa comunitaria de homologación, aunque existen determinadas categorías que en función de si han sido transformados en origen o de la antigüedad del vehículo, no se corresponden con el reglamento europeo, ni con la homologación española vigente. De ahí que también exista la homologación individual, la cual puede ser solicitada directamente por el titular del vehículo o por el fabricante en caso de vehículos singulares. En caso de importación, lo más conveniente es acudir a la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) y preguntar por el tipo de certificación que se requiere.

¿Por qué es necesaria la homologación y vigilancia del mercado de automóviles?

Desde que se adoptó la directiva sobre homologación, algunos acontecimientos han hecho reflexionar a las autoridades sobre la necesidad de mejorar y modificar la normativa europea sobre homologación de vehículos. De hecho, en el 2013 la Comisión Europea, tras realizar una evaluación exhaustiva, concluyó que era imprescindible introducir nuevas medidas para procurar la vigilancia del mercado.

Asimismo, han sido determinantes las revelaciones que en el 2015 demostraron que determinados fabricantes de automóviles empleaban un software ilegal para alterar los resultados de los controles técnicos que evaluaban las emisiones de óxido de nitrógeno en 11 millones de coches con motor diesel.

Cambios en la nueva normativa europea sobre homologación de vehículos

Modernizar el sistema por el que se aprueba y se supervisa la entrada de vehículos al mercado tiene como objetivo mejorar las pruebas de control, supervisar mejor el rendimiento de los automóviles usados en toda la Unión Europea y adaptar toda la normativa a las nuevas tecnologías. Desde Wikidriver te explicamos qué aspectos serán reforzados con los cambios propuestos y que ya han entrado en vigor:

·      La calidad de los ensayos. Las autoridades competentes buscan mejorar los servicios técnicos que participan en la autorización de entrada de los automóviles al mercado español.

·      Endurecer la vigilancia. Se incluyen controles aleatorios de vehículos ya introducidos al mercado con la finalidad de detectar a tiempo todo tipo de irregularidades.

·      Intercambio de información. Se crea un foro de representantes de autoridades nacionales que trabajarán de manera conjunta para poner en contexto datos de interés que permitan mejorar cualquier aspecto de la normativa europea sobre homologación de vehículos.

¿Cómo será implementada la nueva normativa europea sobre homologación de vehículos?

La nueva normativa tiene como finalidad que las carreteras sean cada vez más seguras y que los conductores apuesten por una movilidad más sostenible. Para asegurar que las normas aplicadas a los vehículos a motor, remolques, sistemas y componentes se cumplan de manera rigurosa, las autoridades nacionales de homologación se someterán a revisiones por pares.

Además, los estados miembros estarán obligados a aplicar pruebas independientes tanto a vehículos nuevos como aquellos que ya se encuentren en circulación y someter a ensayos con regularidad a un número mínimo de vehículos. Este mínimo de controles será de uno de cada 40.000 vehículos de motor nuevos matriculados en cada país durante el año anterior; mientras que en los países con menos matriculaciones de automóviles habrá que llevar a cabo un mínimo de cinco ensayos.

Asimismo, la Comisión Europea podrá llevar a cabo una serie de controles tanto en carretera como en laboratorios y se establece que, al menos, un 20% de ellos deberán estar relacionados con la verificación de las emisiones en condiciones reales de conducción. Según Thierry Breton, comisario de Mercado Interior, los europeos demandan vehículos más seguros y menos contaminantes, por lo que las autoridades en esta materia buscan ser más estrictos incluso con las multas que la Comisión Europea podría imponer a un fabricante que infrinja la normativa. Estas podrían ascender a los 30.000 euros por vehículo.