5 ventajas de tener un coche eléctrico

Búsqueda

Aunque aún estamos muy lejos de las cifras europeas en cuanto a las ventas de coche eléctrico, parece que el ritmo de penetración de este nuevo modelo de automoción va en aumento y los pronósticos son buenos. Concretamente, el año pasado 17.925 conductores optaron por los vehículos de baterías. ¿Los motivos? Variados. Desde conductores con una fuerte conciencia medioambiental, pasando por aquéllos seducidos por las ayudas fiscales como las que da el Gobierno con el Plan MOVES y aquéllos que prefieren los menores costes de uso y mantenimiento de este nuevo tipo de vehículo. En este artículo de Wikidriver te explicaremos cuáles son las cinco ventajas principales del coche eléctrico así que, si estás pensando en pasarte a la movilidad sostenible, sigue leyendo porque este artículo te interesará.

ventajas coche electrico 1 1024x683 - 5 ventajas de tener un coche eléctrico

Las principales ventajas de los autos eléctricos son: 

1. Cero emisiones

Sin duda, el rasgo más distintivo de los vehículos de baterías es que no emiten gases contaminantes mientras funcionan, ni CO2, ni óxidos de nitrógeno, motivo por el cual la Dirección General de Tráfico los distingue con la etiqueta Cero Emisiones. No tienen tubo de escape porque no expulsan gases derivados de la combustión de la energía que los impulsa, como sucede con el resto de automóviles. 

Además de ser respetuosos con el medio ambiente, otros beneficios de los carros eléctricos es que no hacen ruido ni vibran como un motor de combustión, hecho que disminuye la contaminación acústica y, según muchos estudios, relajan al conductor y al resto de ocupantes, especialmente en atascos y otros escenarios de conducción estresantes.  

2. Menor coste y mantenimiento 

La diferencia de coste por quilómetro entre los coches de combustión y los eléctricos es sustancial: mientras que los vehículos convencionales más eficientes suelen presentar un gasto de cinco o seis euros cada 100 quilómetros, los vehículos eléctricos gastan mucho menos, apenas 1,5 € cada 100 quilómetros, a causa del menor precio de la electricidad en comparación con el combustible. El mantenimiento del vehículo es también menor y más económico al tener una mecánica más sencilla (según los fabricantes, como mínimo tiene un 30% menos de piezas) y averiarse menos. 

3. Ventajas fiscales 

Para incentivar la compra de vehículos no contaminantes, el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico creó en 2019 el Plan MOVES. Este plan prevé ayudas directas a la compra de vehículos eléctricos con una subvención de hasta 6.500 € (5.500 por parte del Estado y 1.000 por parte del concesionario si se aporta un vehículo antiguo, lo que se conoce como achatarramiento). El plan MOVES también prevé conceder ayudas para instalar puntos de recarga en el domicilio y algunas marcas como Mercedes, al margen de este plan gubernamental, también asumen el coste de la instalación de puntos de recarga para los vehículos EQ (movilidad eléctrica inteligente). 

4. Número creciente de puntos de recarga y aparcamiento gratis en la vía pública 

Si bien hace unos años la falta de autonomía y de puntos de recarga del coche eléctrico eran dos puntos débiles de este tipo de vehículo, la situación actualmente ha mejorado muchísimo. Los coches eléctricos han pasado de tener una autonomía de 160 km en 2011 a 300 y casi 600 km en algunas versiones diez años más tarde. Además, España ya cuenta con una red de más de 5.000 puntos de recarga públicos, principalmente ubicados en ciudades como Madrid, Barcelona o Valencia. Para conseguir la electrificación del parque móvil en este país (una de las asignaturas pendientes para el pleno desarrollo e implantación del coche eléctrico), el Plan MOVES II también reforzará la actual infraestructura de postes de recarga. Además, en el caso de comunidades de propietarios, el programa prevé otorgar subvenciones para preinstalaciones eléctricas para recargar este tipo de vehículos en el domicilio. 

Las compañías eléctricas también han prometido que antes de 2025 habrá un poste de recarga rápida por cada 100 kilómetros de la red nacional de carreteras de España y el consorcio IONITY ya ha instalado casi 400 estaciones de recarga rápida en autopista en toda Europa para facilitar los viajes de largas distancias. Estos postes son de alta capacidad y gracias a su potencia de hasta 350 kW permiten recargar las baterías en tiempo récord.  

Otra opción para recargar la batería a nuestro vehículo si circulamos por la ciudad es recargarlo en un centro comercial, hotel, restaurante o en un aparcamiento público de Saba que ofrece más de 230 puntos de recarga. Y si no disponemos de garaje particular en nuestro domicilio, también podemos contratar una plaza de parking mensual para aparcar y recargar el vehículo a la vez. Con Parkelectric de Saba, podremos recargarlo mientras está aparcado y tener la batería al 100% en tan solo 4 horas.  

Además del creciente número de estaciones de recarga, otro atractivo de los coches eléctricos es el aparcamiento gratuito en la vía pública, en las zonas SER o de estacionamiento regulado, así como las exenciones en impuestos municipales de movilidad y en algunas autopistas.  

5. Conducción muy suave y mejores prestaciones que los vehículos de combustión 

Otra de las ventajas de tener un automóvil eléctrico es que ofrece una conducción muy suave y, tal como hemos apuntado anteriormente, muy silenciosa. Este tipo de vehículos también se caracteriza por ofrecer una respuesta inmediata cuando aceleramos, de modo que los modelos que funcionan con pilas responden antes que los de combustión e inician la marcha con más brío. Quizá sorprenda a más de uno, pero a igualdad de potencia, los vehículos de baterías aceleran mejor que los de combustión.  

Además de estas ventajas en la conducción, los coches eléctricos también se distinguen por ofrecer más espacio interior, ya que no llevan caja de cambios, línea de escape, ni túnel de transmisión. La mecánica, en conjunto, ocupa un 40% menos y, en consecuencia, el espacio útil dentro de la carrocería aumenta. Sí que es cierto que el módulo de baterías es muy grande, pero al tener una forma plana y estar colocado en la parte de abajo del vehículo, no resta espacio ni afecta a la capacidad de las plazas traseras y el maletero. De nuevo, a igualdad de dimensiones exteriores, un coche eléctrico es más amplio que uno de combustión.  

Después de haber analizado las ventajas de los coches eléctricos, quizás te haya entrado la curiosidad por probarlos… ¿Y si haces cuentas, te acercas al concesionario y pruebas cómo es conducir un vehículo de baterías?