Búsqueda
Ruta en autocaravana

Ruta en autocaravana por Cataluña: dónde aparcar

Si buscas escapar de la ciudad, conectarte con la naturaleza y viajar a tu propio ritmo, quizás deberías plantearte una ruta en autocaravana por Cataluña. Preparar unas cuantas cosas y disfrutar de la carretera a bordo de una casa con ruedas es una experiencia única, tanto si piensas extender tu viaje como si solo cuentas con algunos pocos días para una escapada rápida. En cualquier caso, conviene que, además de planificar tu ruta y preparar tu equipaje con lo necesario, verifiques las opciones de aparcamiento en cada sitio donde querrás hacer una parada o, incluso, pernoctar. Desde Wikidriver hemos hecho una selección de lugares en la provincia catalana que más nos gustan para recorrer en una camper. ¡Seguro te cautivarán tanto como a nosotros!

Ruta en autocaravana por Catalunya

Una de las ventajas de viajar a bordo de una camper es que te puedes ahorrar algo de dinero en reservas de hoteles, en billetes de avión y en el alquiler de coches.  Aunque esta opción no es siempre la más económica, te asegura una sensación de libertad total de la que carecen otro tipo de travesías. Por eso te proponemos un viaje en autocaravana por Cataluña, una de las regiones con más encanto y diversidad para disfrutar durante cualquier época del año. ¿Listo para la aventura? ¡Vamos a ello!

1.     Blanes

Una de las rutas en camper por Cataluña más recomendadas es partiendo desde la Provincia de Girona, específicamente desde Blanes, un municipio español de la comarca de La Selva y la primera ciudad de la Costa Brava, a tan solo unos 70 kilómetros desde Barcelona.

El Castillo de San Joan y la Ermita de San Juan Bautista son los lugares de referencia para disfrutar de las mejores vistas. En Blanes encontrarás el Jardín Botánico de Marimurtra, considerado uno de los mejores de Europa por su variedad de plantas y especies en peligro de extinción. Para recorrer su centro histórico, es ideal que aparques tu autocaravana en Passeig de Mar en un lugar cercano y cómodo.

No puedes avanzar hasta tu siguiente destino sin conocer la Cala Sant Francesc o Sa Palomera, dos joyas para estirar las piernas mientras disfrutas de la arena dorada y sus aguas tranquilas.

2.     Tossa de Mar

Acantilados, playas, calas, cultura y una deliciosa gastronomía. ¿Algo más que pedir? Es una ruta en autocaravana por la Costa Brava perfecta para ti si eres amante del pescado y del marisco. No es un destino más de veraneo: cualquier otro momento del año es perfecto para recorrer su muralla y el entorno natural que lo rodea, perfecto para hacer algo de senderismo por los Caminos de Ronda que te llevarán hasta calas vírgenes de aguas cristalinas.

Si quieres dormir aquí, debes saber que cuenta con áreas privadas de camping en las que encontrarás todos los servicios que necesitas. Ten cuidado con aparcar en las zonas no autorizadas, puesto que todo está bastante controlado por el ayuntamiento y por la policía local.

3.     Palafrugell

Si quieres disfrutar de bellos atardeceres y maravillarte con los acantilados que rodean las casas blancas de tejados naranjas a orillas del Mediterráneo, entonces este es un sitio que no puedes eliminar de tu mapa. Palafrugell es uno de los pueblos más encantadores de la Costa Brava y, aunque no existen zonas cercanas para dormir, puedes visitarlo en un día y seguir con tu itinerario rumbo al próximo destino.

autocaravana 2 819x1024 - Ruta en autocaravana por Cataluña: dónde aparcar

4.     Begur

Estamos listos para adentrarnos cuatro kilómetros al interior y seguir con nuestro viaje hasta Begur, una de las mejores rutas en autocaravana por Cataluña. Encontrarás barrios de pescadores, bosques de pinos y un casco histórico dominado por un castillo medieval del siglo XV.

Agradecerás contar con tu camper para llegar hasta la playa Sa Riera, que, aunque está un poco lejos del centro, es perfecta para hacer noche rodeado de montañas y de aguas cristalinas.

5. Cap de Creus

Llegamos hasta el Parque Natural del Cap de Creus, situado en la Provincia de Girona, específicamente en el Alto Ampurdán, el punto más oriental de la Península Ibérica. Por su naturaleza, sus impresionantes acantilados, sus calas escondidas y sus pintorescos pueblos pesqueros llenos de historia, esta zona no te va a defraudar.

Te aseguramos que comenzar por Cadaqués es la mejor opción. Este es un municipio imperdible si estás de ruta por la Costa Brava en furgoneta o en autocaravana, puesto que, entre otras cosas, es el pueblo más representativo de Salvador Dalí. Si no sabes dónde aparcar tu caravana, te recomendamos estacionar en la entrada de Cadaqués.

Además de conocer la Casa Museo de Salvador Dalí en Portlligat, descansar en la cala Sa Sabolla o disfrutar de las mejores vistas desde el faro del Cabo Creus, puedes visitar el Port de la Selva (un pequeño pueblo de pescadores) y finalizar en Roses para conocer su fortificación del siglo XVII o el conjunto de construcciones megalíticas y neolíticas repartido por las montañas del Cabo de Creus.  

Más destinos para conocer en autocaravana

Si después de culminar tu ruta por la Costa Brava en furgoneta o a bordo de tu casa rodante te queda algo más de tiempo y quieres aprovecharlo para conocer otros sitios de Cataluña, desde luego te recomendamos la imperdible Tarragona. Eso sí, si vienes desde Cadaqués lo ideal será que busques un parking para camper en Barcelona y descanses una noche en la capital de la provincia catalana.

Solo 100 kilómetros separan a Tarragona de Barcelona y es un recorrido que puedes hacer en menos de hora y media. Una vez allí, lo primero será localizar un parking céntrico y espacioso para aparcar tu autocaravana cuando sea necesario.

¿Qué ver en Tarragona?

1.     El anfiteatro romano construido junto al mar mediterráneo a finales del siglo II.

2.     El circo romano es otra de las mejores cosas que ver en Tarragona si ya has terminado tu ruta en camper por la Costa Brava. Este recinto del siglo I es uno de los mejores conservados de Europa.

3.     El Acueducto de Les Ferreres, también conocido como Pont del Diable, es una visita imprescindible. Es perfecto para hacer una ruta de senderismo y finalizar con un picnic en sus zonas habilitadas rodeadas de naturaleza.

4.     Si buscas una sensación más rural en el interior de Tarragona, te recomendamos visitar pueblos con entornos naturales increíbles como Miravet o Santes Creus.
5.     ¿Te apetece caminar por una playa paradisíaca? ¡No hace falta viajar al Caribe! Tarragona cuenta con 12 municipios costeros y una diversidad de playas de arena fina y dorada, como la Playa del Torn, la Playa Sant Jordi o I’Illot, ubicada en medio de un bosque frondoso.