Búsqueda
Cerdanya 1180x787 - Disfruta de una Navidad diferente en La Cerdanya

Disfruta de una Navidad diferente en La Cerdanya

Diciembre es, sin duda alguna, la mejor época del año para escaparse un fin de semana en familia o en compañía de amigos. Con la excusa de los puentes y las fiestas tradicionales que se dan en cada región por Navidad, apetece desconectar y pasar unos días disfrutando de las costumbres y actividades que brinda la temporada de invierno. 

Ubicada en los pirineos catalanes, La Cerdanya es la opción perfecta para los amantes de la montaña y es una región a la que puedes acceder fácilmente en coche o en tren. 

Ciudades como Barcelona, Lleida y Huesca se encuentran a tan solo unas pocas horas en coche de la comarca catalana, por lo que llegar hasta allí es rápido y muy económico. (Desde Madrid, aunque se encuentre un poco más lejos, también se puede acceder cómodamente en coche). La Cerdanya, además, te ofrece una gran variedad de tradiciones festivas y propias de la zona, productos de la tierra, así como también una gran oferta de pistas de esquí y todo tipo de deportes de montaña.

La paz, la tranquilidad y el encanto natural de la localidad pirenaica se ha ganado la visita de los esquiadores más veteranos para disfrutar de la primera nevada del año. Y es que, rodeada por grandes montañas donde se encuentran algunas de las mejores estaciones de esquí como La Masella o la Molina, no sorprende que sea el destino preferido para familias que quieran ir a pasar un fin de semana de esquí. Llegar en tren es una opción económica y viable para aquellos que quieran pasar un día entero. Para los que realicen una visita de fin de semana o un puente, venir en coche para poder trasladarte desde tu alojamiento a las pistas es lo más aconsejable.

Tanto La Masella como La Molina comparten el mismo dominio esquiable, Alp 2500. Gracias a sus desniveles y amplitud, ambas estaciones ofrecen la posibilidad de practicar diferentes tipos de deportes de invierno tales como el esquí nórdico, el esquí de travesía o las raquetas de nieve. Asimismo, cuentan con numerosas pistas adaptadas para principiantes y jardines infantiles para que los más pequeños tengan su primer contacto con la nieve.

Además de brindarte increíbles parajes para disfrutar de un día de esquí, la capital de esta rica comarca; Puigcerdà, es el lugar perfecto donde relajarte después de un día en las pistas, o donde pasear y contemplar los magníficos mercadillos, parando para degustar los productos de la gastronomía tradicional de la Cerdanya. 

Desplazarse de la estación de esquí al pueblo de Puigcerdà en coche es rápido y hay muchas opciones de aparcamiento en el centro para que puedas acceder a los comercios y zonas de ocio como parques, cines o el precioso lago de Puigcerdà. Puedes aparcar cerca de la estación de tren en el Parking Saba Plaza del Call y pasear por la Calle Mayor hasta llegar a la Plaza Santa María, generalmente repleta de mercadillos y paradas de alimentos típicos de la región. No puedes perderte el delicioso Trinxat de la Cerdanya o dejar pasar la oportunidad de comprar una bolsa de los famosos Carquinyolis

La comarca catalana también cuenta con la tradicional cabalgata de Reyes y las históricas costumbres navideñas que se celebran alrededor del mundo. El encanto de vivir las navidades en un ambiente rural y tan folclórico como es La Cerdanya, lo convierte en una experiencia única e insuperable. Por eso, si tienes un fin de semana libre, o incluso quieres pasar la Nochebuena o día de Reyes rodeado de nieve y un clima gélido e invernal, los pirineos catalanes son tu destino perfecto.