Búsqueda
multa no llevar la l

Multas por no llevar la L: guía definitiva sobre su uso

Los descuidos al volante pueden salir caros, no solo en sentido figurado, sino también literal: incumplir la normativa establecida por las autoridades de Tráfico puede comportarnos multas, que pueden ser más o menos altas en función de la infracción cometida. De este modo, si somos conductores noveles y no llevamos «la L», podemos ser multados y lo mismo pasa si la llevamos más tiempo de la cuenta. Si acabas de sacarte el carné (ya sea de coche o de moto), dudas sobre cómo debes llevar el distintivo o sobre el resto de obligaciones que tienes, en este artículo de Wikidriver te las aclararemos y te explicaremos a qué sanciones te expones si las incumples. 

¿Cuánto tengo hay que llevar la «L» y cómo? 

La señal de tráfico V-13, más conocida popularmente como la «L», tiene un sentido: indicar que el conductor del vehículo es novel, es decir, que tiene un permiso de conducir inferior a un año. Se trata de alguien con poca experiencia al volante y que está iniciándose en la conducción, como bien indica la letra «L» (del inlgés learning, «aprendiendo»). El distintivo advierte al resto de conductores de esta condición para que estén alerta ante cualquier maniobra irregular (fruto de la inexperiencia, la indecisión o el nerviosismo) y puedan facilitarle la conducción.  

La placa identificativa es obligatoria para los conductores noveles y debe cumplir una serie de requisitos según la DGT para que sea válida, tal como repasaremos a continuación: 

– debe estar homologada: tiene que mostrar una L blanca sobre un fondo verde cuya superficie sea reflectante y tener unas medidas de 19,5 centímetros de alto por 15 de ancho. La letra debe medir 15 centímetros de alto y 10,5 de ancho, con un trazo de 3 centímetros de grosor 

– debe colocarse correctamente: el distintivo no solo tiene que estar visible, sino que debe estar ubicado en la parte superior izquierda de la luna trasera del coche. Si el vehículo tiene los cristales tintados, hay que colocar una placa adhesiva especial en el mismo lugar que el distintivo convencional 

– debe llevarse el tiempo reglamentario: la norma establece que un conductor tiene que llevar la placa identificativa durante un año desde la obtención del permiso. La multa por no llevar la «L» es de hasta 100 euros, ya que es considerada una infracción leve, pero no comporta la retirada de puntos del carné. Una observación a  este respecto: si, por los motivos que sean, después de sacarse el carné un conductor no conduce hasta pasado un año o más, ya no deberá llevar el distintivo, sin importar que en este tiempo no haya circulado, atendiéndonos a lo que establece el reglamento. 

Y de la misma forma que no llevar la «L» durante el año posterior a la obtención de la licencia está sancionado, exceder este tiempo (es decir, llevar el distintivo más de 365 días) también puede ser multado con hasta 100 euros, dado que es calificado como una infracción leve. Tráfico considera que estaríamos falseando la realidad y nos penalizaría por ello. 

Otros consejos para conductores noveles es que, en el caso de que compartan el coche con otra persona que ya hace tiempo que conduce, estén muy atentos y vayan poniendo y sacando la placa en función de quién conduzca el vehículo para no incurrir en una sanción y ser multados.

¿Qué pasa si soy conductor novel de moto? 

Si, en lugar de habernos sacado el carné de coche hemos optado por el de moto, también deberemos llevar el distintivo en este primer año de permiso; de no hacerlo, la multa por no llevar la «L» en la moto puede llegar igualmente a los 100€. Como en el caso anterior, la placa debe ir colocada en un lugar visible en la parte posterior del vehículo, aunque, evidentemente, será más pequeña que la que se coloca en los automóviles.  

Si el carné de moto es la primera licencia de conducir que obtenemos (o si nos hemos sacado a la vez el permiso de coche y de moto), deberemos llevar el distintivo, mientras que si ya tenemos experiencia conduciendo otros vehículos (como, por ejemplo, un coche), no estaremos obligados a llevarlo. En este último supuesto, la DGT tiene en cuenta nuestra experiencia al volante y no nos considera conductores noveles, si bien la conducción de ambos vehículos es distinta. 

Otras obligaciones para los conductores noveles 

Además de colocar correctamente el distintivo (circulemos con un coche o una moto), poner  los cinco sentidos en la carretera y conducir con prudencia respetando la normativa, los conductores noveles también tienen que estar muy atentos a los siguientes aspectos:  

– tasa de alcohol permitida: durante los dos primeros años tras sacarse el carné, no podrán superar la tasa máxima de 0,15 mg/l de aire espirado, en lugar de los 0,25 mg/l permitidos para el resto de conductores. Superar esa tasa entre 0,16 y 0,30 comporta una multa de 500 euros y la retirada de 4 puntos, mientras que hacerlo por encima de 0,30 implica 1.000 euros de sanción y 6 puntos 

– velocidad: si bien hasta 2011 la velocidad máxima autorizada para los conductores noveles en las vías rápidas era de 80 km/h, actualmente este límite ha desaparecido y pueden circular a la misma velocidad que el resto de conductores 

Además de estas obligaciones, recordemos que los conductores que han obtenido la licencia de cualquier vehículo por primera vez (coche, moto u otro) tienen un máximo de ocho puntos, de modo que es aún más importante respetar la normativa para ir sumando puntos en los años siguientes hasta obtener los mismos que tienen el resto de conductores. De este modo, si pasados dos años no se ha cometido ninguna infracción, se llega a 12 puntos; tres años más tarde, a 14 y, finalmente, a 15 puntos (el máximo) tras tres años más sin haber sido sancionados.  

Resumiendo, en este artículo hemos repasado cómo y durante cuánto tiempo deben llevar los conductores noveles (sea de coche o de moto) el distintivo establecido por la DGT, qué sanción puede comportar no llevar la «L» o bien llevarla más tiempo del estipulado, así como otras obligaciones propias de este colectivo.