Búsqueda

Cómo preparar tu coche para otoño

¡La vuelta al colegio y el regreso al trabajo marcan el fin del verano! Al síndrome postvacacional se suma una tarea importante: poner a punto nuestro coche tras semanas de uso y paseos por la península o fuera de ella. Desde Wikidriver queremos compartirte algunos consejos para que recibas la nueva estación con todas las garantías de que conduces un vehículo seguro.

Durante el verano nuestro coche sufre. ¡Esa es la realidad! Nuestro compañero de carretera no solo lleva un peso extra por el equipaje, sino que también puede llegar a recorrer miles de kilómetros en unas cuantas semanas. Sin añadir el desgaste de algunos elementos de nuestro vehículo que se deterioran con la exposición a la radiación ultravioleta.

Llevar a cabo una revisión general del vehículo es imprescindible tanto para eliminar los restos de barro, salitre y arena producto de un increíble verano, como para asegurarnos de que la parte mecánica funcione sin problemas. Un total acierto si queremos ahorrarnos uno que otro imprevisto y altas facturas en reparaciones.

Consejos para preparar tu coche

¿Sabías que la arena y el salitre son nocivos para tu automóvil? Pueden estropear y oxidar algunas partes del coche como la chapa, los cristales e incluso la tapicería. Por eso, nuestra primera recomendación es que comiences por hacer una limpieza profunda.

1.     Realiza una limpieza exhaustiva. ¡Es momento de tirar lo que no sirve! Empieza por vaciar todo el coche y deshacerte de lo que no es necesario. A partir de ahí, procede a aspirar todo el interior incluyendo la tapicería.

No te olvides del exterior. Primero elimina los pequeños restos utilizando agua a presión e intenta llegar a las partes más bajas del coche; algunos restos de barro pueden adherirse en piezas o en sitios muy escondidos pudiendo provocar vibraciones y el desgaste de algunas piezas.

¿Qué más puedes hacer para dejar limpio e impecable tu automóvil? No olvidarse del motor. Una limpieza a conciencia es necesaria para asegurarte de que el corazón de tu vehículo se encuentra en óptimas condiciones. En cualquier caso, te aconsejamos que esta tarea la dejes en manos de un especialista.  

2.     Neumáticos. La vuelta de vacaciones es un momento crucial para poner a punto los neumáticos y para asegurarnos de que todo funciona correctamente, ya que el calor hace que alcancen temperaturas muy elevadas.

Si antes de salir de viaje, aumentaste la presión de los neumáticos para soportar mejor la carga del equipaje, entonces al regreso es importante que la regules a los valores estándares recomendados por los mecánicos.

3.     ¿Sabes cómo están los líquidos de tu coche? Es momento de prestar atención a los niveles de líquidos de tu vehículo, que pueden verse afectados por la larga exposición al calor extremo. Programa una revisión o hazlo por tu propia cuenta repasando el aceite del motor, el líquido refrigerante y el del limpiaparabrisas.

4.     El sistema de frenado. No dejes de lado este aspecto tan importante para lograr una conducción segura tanto para ti como para aquellas personas con quienes compartes la vía pública. El sistema de frenado es uno de los que más sufre durante el verano ya que las altas temperaturas hacen que las pastillas, al actuar por fricción, estén constantemente expuestas al efecto calórico.

5.     Verifica el sistema de luces. Con la llegada del cambio de hora las jornadas diurnas se acortan y anochece antes, por lo que conviene asegurarse de que todo funcione correctamente con tu sistema de iluminación. Asimismo, conviene limpiar muy bien el parabrisas de cara a eliminar cualquier resto que pueda reducir tu visibilidad o incluso, dañar o deteriorar los limpiacristales. Por cierto, estos también necesitan una revisión, puesto que durante el verano el calor y el sol son muy abrasivos y pueden deteriorar la goma de barrido.

6.     Revisa el estado de tu batería. Quizás ha llegado el momento de cambiar tu batería, pero aunque no fuese este tu caso es importante que verifiques que tu batería esté bien cargada. Es la única forma de evitar ese temido momento en el que llevas prisa y el coche no arranca.

Un dato para alargar su vida útil: no conectes la radio, la calefacción o las luces sin arrancar el motor, ya que así la estarás malgastando y consumiendo mucho más.

7.     Filtros del aire. Mantener los filtros del aire en buen estado no solo es importante para nuestra salud, sino también para la del automóvil. Favorece la reducción del consumo de combustible y del aceite. De paso, no olvides revisar los filtros de estos últimos.

Sin duda una buena puesta a punto de tu coche para recibir el otoño sin inconvenientes requiere de un chequeo general. Busca un taller especializado en el que te revisen todos los elementos, incluyendo el aire acondicionado y el sistema de calefacción. Disfruta de esta nueva estación, perfecta también para llevar a cabo una que otra escapada.

Últimas recomendaciones

Con las variaciones del clima, llegan el frío y las lluvias por lo que adoptar unos hábitos de conducción correctos te puede ayudar a movilizarte con seguridad y precaución. Te aconsejamos:

·      Conducir respetando los límites de velocidad.

·      Antes de salir de casa, infórmate sobre las previsiones meteorológicas.

·      Si tienes problemas para aparcar cerca de tu oficina, ahorra tiempo y evita cualquier inconveniente adquiriendo un abono de manera online en parkings céntricos y que cumplen con todas las normas de seguridad e higiene.·      Regula la temperatura del habitáculo. No conduzcas ni con demasiado frío, ni con exceso de calor.