Los 5 mejores mercadillos navideños de España

  • Inicio
  • Ocio
  • Los 5 mejores mercadillos navideños de España
Búsqueda

Una de las tantas estampas clásicas de esta época son los mercadillos navideños que se instalan en toda Europa, con decenas de paradas donde curiosear, ensimismarse con delicadas figuritas de Belén y encapricharse con bonitos objetos de decoración. En nuestro país también contamos con un numeroso surtido de esta clase de ferias en distintos puntos de la geografía española, así que si durante estas vacaciones quieres descubrir cuáles son los mejores mercados navideños de la Península, toma nota porque a continuación te lo contaremos.  

Antes de entrar en materia, un apunte práctico: como los mercadillos navideños que seguidamente te mostraremos son de los más concurridos de España, si viajas en coche ten en cuenta que aparcar cerca de ellos será casi una quimera en estas fechas. Por ello, la opción más recomendable para ahorrar tiempo y disfrutar de la visita a estas ferias es estacionar el coche en uno de los aparcamientos públicos que Saba tiene en varias ciudades españolas, lugares cómodos, seguros y bien ubicados. Dicho esto, empecemos con nuestra selección: 

Mercado de Navidad de la Plaza Mayor (Madrid): sin duda, Madrid es una de las ciudades con mercados navideños más hermosos de la Península (mercadillo de Navidad El Corte Inglés, mercadillo del Gato, Feria de Artesanía de Recoletos, etc.) que cada año recibe la visita de miles de turistas. De todos ellos, destaca el archiconocido Mercado de Navidad de la Plaza Mayor, situado en pleno corazón de la capital española. Gracias a las más de 100 casetas de colores y a las luces navideñas que adornan la plaza, este espacio se convierte en un escenario de cuento frecuentado a todas horas, aunque especialmente por la tarde y los fines de semana. En el mercado de Navidad de Plaza Mayor podemos encontrar toda clase de figuras de Belén, abetos, instrumentos musicales navideños como la zambomba, objetos decorativos, juguetes, productos de artesanía, dulces e incluso artículos de broma para celebrar el día de los Santos Inocentes. Es uno de los mercados más emblemáticos del país y sus orígenes se remontan al siglo XIX, cuando se estableció que en esta plaza se vendieran pavos, turrones y dulces, mientras que las figuras de Belén, las zambombas, juguetes y los artículos de broma quedaban reservadas a la plaza de Santa Cruz. Fechas: del 25 de noviembre al 31 de diciembre 

Fira de Santa Llucía (Barcelona): si bien otras ferias navideñas también son muy conocidas en el Principado (la Fira de l’Avet de Espinelves, la Fira del Pessebre d’Olot, el Mercat de Nadal i la Fira de Artesans de Vic, la Fira de Nadal de Caldes de Montbui, por citar algunas), la feria navideña por antonomasia en Cataluña es la Fira de Santa Llúcia. Con más de 230 años a sus espaldas (la primera edición se remonta a 1786) y casi 200 paradas, cada año congrega a miles de visitantes, tanto nacionales como internacionales, que observan curiosos los graciosos tions y caganers (dos figuras icónicas en los hogares navideños catalanes), los productos artesanales, los instrumentos musicales y los numerosos objetos decorativos. El bonito entorno con la Catedral iluminada, las murallas del barrio Gótico y las nadales (villancicos) que suenan de fondo hacen de la Fira de Santa Llúcia un lugar muy especial, aunque es muy recomendable visitarlo a primera hora para evitar aglomeraciones y poder pasear con calma. Además de la la fira, como cada año alrededor de este mercadillo mavideño también se organizan otras actividades infantiles, como el Tió Gegant y la tradicional cercavila de la Carassa (pasacalles de la Gran Cara, una figura de animación con una cara muy grande que escupe caramelos a los más pequeños). Fechas: del 25 de noviembre al 23 de diciembre  

Movil shutterstock 1252036441 - Los 5 mejores mercadillos navideños de España

Mercado de Navidad de Valencia: las calles que rodean el Mercado Central de Valencia se engalanan durante estas fechas para acoger una de las ferias navideñas más apreciadas en Valencia, junto con los mercados del Cabanyal, de la Tapinería o de la Ciutat de les Ciències i les Arts, entre otros. Con más de 300 casetas, el Mercado de Navidad de Valencia es uno de los mercados más grandes de la Península (recordemos que el de Barcelona no llega a las 200 casetas, a pesar de ser de los más grandes), con infinidad de productos que abarcan gastronomía (turrones, mazapanes, castañas asadas, peladillas, polvorones y pan de jengibre, entre otros), objetos de artesanía y decoración navideña, figuritas de Belén y artículos de broma, por citar algunos. A menos de cinco minutos a pie, en la plaza de la Reina, también se puede visitar la feria de artesanía de la ciudad y su impresionante Belén a escala humana, con figuras donadas por el Gremio de Artistas Falleros. Fechas: del 10 de diciembre al 6 de enero 

Mercadillo navideño en la Plaza del Pilar (Zaragoza): en un escenario inmejorable y bajo la atenta mirada de la catedral-basílica del Pilar, cada año los maños (y no tan maños) disfrutan de esta preciosa feria navideña, que destaca tanto por sus cuarenta casetas con productos de todo tipo (figuras de Belén, instrumentos musicales, objetos decorativos, productos artesanales) como por el monumental Belén de 1.000 m2 de superficie que se instala en la plaza. Además, la feria también ofrece un gran abanico de actividades infantiles, como una pista de patinaje sobre hielo, un tobogán de trineos neumáticos y el poblado de Papá Noel, resultando de lo más amena para los pequeños de la casa. Además de las tradicionales luces navideñas que embellecen el centro neurálgico de Zaragoza, en el centro de la plaza también se instala el Árbol de los deseos, un gran abeto en el que todo aquél que quiera puede depositar sus deseos para el nuevo año. Fechas: del 2 de diciembre al 8 de enero  

Mercado navideño de artesanía de Sevilla: cuando se acerca la Navidad, cada año la plaza Nueva (situada a pocos pasos de la catedral y la Giralda), acoge esta feria de artesanía donde la flor y nata de la artesanía sevillana expone sus mejores obras. A lo largo de casi 80 casetas, podemos encontrar todo tipo de productos artesanales, desde figuritas para el belén y decoración navideña, pasando por juguetes de madera, hasta productos de alimentación, cerámica, cuero, joyería y vidrio, entre otros. También vale la pena visitar el Gran Mercado de Navidad de Sevilla, situado cerca del centro comercial Nervión Plaza y Corte Inglés, y la Feria de Belén, una de las más importantes de España, con casi 30 casetas ubicadas junto a la catedral y al Archivo de Indias en la calle Fray Ceferino–Avenida Constitución. Fechas: a determinar 

Además de estas ferias navideñas que te hemos recomendado, también son muy aconsejables el Mercado de Navidad en la Plaza Bib-Rambla y Puerta Real-Fuente de las Batallas en Granada, el Mercado de Navidad de Bilbao, el Christmas Market de Puerto Portals en Mallorca, el Mercado de Navidad de Málaga o el de Badajoz, por citar algunos más.  

Y para terminar el artículo, un consejo importante: escojas la feria que escojas, recuerda que la seguridad vial en Navidad es muy importante, y ante el gran número de desplazamientos en estas fechas y posibles condiciones climatológicas adversas (nieve, hielo, etc.) hay que extremar la precaución al volante.