Consejos para volver a conducir después de mucho tiempo

¿Eres de los que guardó el carnet de conducir en la mesita de noche para nunca más volver a ponerte frente al volante? Esto es más común de lo que te imaginas. Son muchos los españoles que, por distintas circunstancias, en algún momento de sus vidas han prescindido de conducir un vehículo. El temor a sufrir un accidente de tráfico o incluso el pánico de enfrentarse a la movilidad de grandes ciudades han frenado a muchos conductores por años. Pero, si ahora sientes la motivación, ya sea por razones personales o profesionales, ten presente que es perfectamente posible que, con un poco de repaso teórico y práctico, puedas recuperar la pericia al volante. Desde Wikidriver te compartimos algunos buenos consejos para volver a sentir esa confianza que necesitas para disfrutar de tus desplazamientos al volante con total seguridad.

¿Sabías que la ansiedad en la conducción existe y podría afectar a uno de cada cuatro conductores en España? De acuerdo con un estudio realizado en el 2018 por la Fundación CEA (Comisariado Europeo del Automóvil), las mujeres están más expuestas que los hombres a sentir nerviosismo al ponerse al volante de un automóvil.

Lo que sí debes tener claro es que existe una diferencia importante entre sentirse nervioso las primeras veces y llegar a sentir miedo intenso y persistente. En ese caso, estaríamos hablando de una amaxofobia, es decir, el miedo irracional a conducir.

Esa ansiedad, que puede estar motivada por factores personales y externos, provoca a su vez en el conductor una falta de confianza extrema, que finalmente se convierte en el peor enemigo de cualquier persona que pretenda conducir un automóvil. Afortunadamente no todo está perdido, ya que al poner en práctica estas recomendaciones es muy probable que, con disciplina, constancia y paciencia, en muy poco tiempo puedas volver a manejar un coche:

1. Desempolva el manual de circulación

Los códigos y normas de circulación sufren cambios a lo largo de los años, por lo que, si llevas mucho tiempo sin conducir, es muy probable que el reglamento que estudiaste para sacarte el carnet por primera vez haya variado. Por ello, lo primero que debes tener en cuenta, si te estás planteando el volver a conducir, es dar un buen repaso a toda la teoría usando un manual actualizado. Dominar todas las señales de tráfico es la regla de oro para volver a conducir. ¡No lo olvides!

2. Busca ayuda de un copiloto experimentado

Pide ayuda a un amigo o familiar. Una forma efectiva de practicar es manejar acompañado de un conductor asiduo que te transmita confianza y que pueda auxiliarte en aquellos momentos de desconfianza y pánico. También te recomendamos buscar un lugar abierto para realizar esos primeros desplazamientos.

3. Opta por las “clases de reciclaje”

Si prefieres reaprender lo olvidado tras años sin conducir, podrías contratar algunas “clases de reciclaje”. Se trata de una modalidad que ha incrementado su popularidad en las autoescuelas tradicionales. Estas clases están diseñadas para que el alumno pueda actualizar todos los contenidos necesarios, incluyendo todas las novedades que han surgido en materia de restricciones del tráfico por alta contaminación, movilidad y circulación.

4. Apuesta por técnicas que te ayuden a superar el miedo

Por último y no menos importante, los expertos en psicología recomiendan buscar ayuda profesional si se sufre de una amaxofobia diagnosticada. Actualmente existen técnicas muy efectivas para ayudar al paciente a analizar sus miedos y a profundizar en la relajación y el autocontrol. ¿Cómo se hace? Pues a través de la realidad virtual y simuladores de conducción es posible controlar este tipo de fobias. ¡Si necesitas ayuda, anímate! ¡No estás solo!

Sigue estos consejos, recupera poco a poco la confianza y anímate a recorrer esos kilómetros que dejaste atrás por miedo, por falta de tiempo o simplemente porque, para entonces, no te apetecía más que hacer de copiloto.