Búsqueda

Conductor novel: 4 consejos para adquirir experiencia

Si te acabas de sacar el carnet de conducir, enfrentarte a tu primer año como conductor novel puede ser todo un reto. Lo único que te diferencia del resto de conductores en la carretera es la poca experiencia que tienes al volante, así que será necesario que prestes un poco más de atención a la calzada y al resto de vehículos, además de tener presentes algunas recomendaciones.

Como en Wikidriver sabemos que la falta de destreza e inseguridad no son los mejores copilotos para acompañarte en tu viaje, te damos 4 consejos para que adquieras experiencia y empieces a ganar confianza conduciendo:

1.Familiarízate con el coche

Da la misma manera que aprendiste rápidamente el funcionamiento del coche en la autoescuela, podrás habituarte sin problemas a tu vehículo nuevo. Pare ello es muy importante que, como hacías durante las prácticas de conducción; regules la altura y distancia del asiento, la posición del volante, del reposacabezas y de los retrovisores. 

No esperes a que llueva para utilizar los limpiaparabrisas y darte cuenta de que no funcionan, o de verificar que llevas contigo las cadenas para los neumáticos en caso de tener que conducir sobre nieve. Asegúrate también de que llevas toda la documentación necesaria como el permiso de conducir, la tarjeta de inspección técnica y el seguro, entre otros.

2.Utiliza el coche a diario

Aunque no necesites el coche para desplazarte al trabajo o la universidad, es aconsejable que conduzcas regularmente de cara a no perder la práctica y empezar a coger soltura. Realizar trayectos conocidos y cortos es una muy buena forma de ir ganando experiencia. Si bien los conductores veteranos te dirán que conducir es muy fácil y algo innato; al principio, acordarte de las medidas de seguridad, prestar atención al resto de vehículos de la vía y realizar maniobras te parecerá muy complejo. Por eso, a medida que vaya pasando el tiempo irás adquiriendo práctica y llegará un día en el que tendrás el proceso completamente dominado.

Aparcar en la calle, ya sea en paralelo o en batería, son de las maniobras que más cuestan dominar al principio cuando tienes poca experiencia al volante. Si bien te recomendamos practicar para poder maniobrar tu coche sin problema, al principio te puede ser útil aparcar en algún parking público interior para mayor comodidad y tranquilidad y para evitar el estrés de los demás vehículos de la carretera.

3.Realiza tus primeros trayectos acompañado

Los primeros momentos de aprendizaje son cruciales para no desarrollar inseguridad y/o aprensión hacia el volante. Por lo tanto, lo ideal es que los primeros días después de obtener el carnet, conduzcas acompañado de alguien con quien tengas muchas confianza y que cuente con bastante experiencia al volante. Ir acompañado te dará seguridad y tranquilidad si de repente te entra una duda o tienes que encarar un problema por primera vez y no sabes como solucionarlo.

4.¡Olvídate del móvil!

Aunque parezca obvio y las normas de circulación lo prohíban, aún hay conductores que miran el móvil durante el trayecto poniéndose a sí mismos y al resto de conductores en peligro. Aunque podamos pensar que coger el móvil rápidamente para cambiar de canción o para comprobar tus llamadas perdidas o mensajes no es malo y no nos hará perder la concentración, este segundo en el que tu vista no está en la carretera te podría costar la vida. 

Si bien esta norma aplica a todos los conductores, muchos de los conductores noveles que cada año consiguen el carnet son jóvenes, y la mayoría —por no decir todos— están enganchados al teléfono móvil. Es, pues, más necesario que nunca recordar que, para evitar la tentación de usarlo, puedes ponerlo en un lugar fuera de tu alcance, en silencio e incluso en ‘modo coche’ si tu dispositivo dispone de esta opción.